Viajes

Nuevo Clase C. Bienvenido a tu espacio de confort

Es la niña bonita de Mercedes-Benz y, no en vano, una de sus berlinas más elegantes. Un espacio de confort donde el conducir es una experiencia y la digitalización una realidad. Así es el nuevo Clase C.

Exterior deportivo. Interior digitalizado. El futuro inmediato ya es una realidad y tiene nombre: el nuevo Clase C. El mismo que con frecuencia se conoce como «pequeña Clase S», pero que, sin duda, de pequeña poco le queda. Equipada con el sistema multimedia MBUX de segunda generación, sus sistemas de asistencia a la conducción convierten el sentarse al volante en toda una experiencia con Digital Light, asientos multicontorno con función de masaje y una moderna iluminación de ambiente.

¿Sus posibilidades de personalización? Amplias en cada una de sus líneas, como es Avantgarde y AMG Line, los asesores de Grupo Itra sabrán guiarte con nuevas pinturas, llantas de aleación, elementos de adorno y equipos para el interior, con los que configurar un vehículo absolutamente singular. Una berlina deportiva en la que no puede faltar el signo identificativo de la marca: la estrella central. Según la línea elegida será con lamas, con elementos ornamentales y un marco cromado y o con efecto diamante para AMG Line.

¿Motivos para querer conducir?

Cualquier excusa será buena para querer conducir cuando hablamos del nuevo Clase C. ¿El motivo? Su ambiente está centrado en el conductor. Y a primera vista, lo más notable es el tablero de instrumentos, divido en dos secciones. Una superior en forma de ala con nuevos difusores redondos, más planos, y otra con instrumentos y el visualizador central, orientada ligeramente en un ángulo de seis grados. Todo, acompañado por una pantalla LCD de alta definición de 12,3 pulgadas, exento de reflejos.

Un paso adelante en la digitalización que permite controlar las funciones del vehículo por medio de una pantalla táctil de alta calidad. Un formato vertical que favorece la navegación en un ambiente que no pierde detalle con el acolchado suave en el apoyabrazos, los modernos revestimientos de las puertas, la superficie envolvente de sus asientos o la integración del reposacabezas con el respaldo.

Los motores de 4 cilindros con un nivel más alto de potencia y par motor y el cambio automático 9G-TRONIC incorporado de serie elevan la experiencia de conducción típica de Mercedes-Benz a un nuevo nivel. El alternador arrancador integrado incorporado en todos los motores contribuye a reducir una vez más el consumo de combustible y a mejorar la capacidad de aceleración del vehículo. La innovadora dirección del eje trasero que puede adquirirse como equipo opcional hace posible una forma completamente nueva de agilidad y simplifica la tarea del conductor al maniobrar y al aparcar.

Propulsión y modelos híbridos enchufables

El nuevo Clase C apuesta por la electrificación de todos sus modelos. Tanto el motor diésel OM654 M, como los de gasolina M254 operan con sobrealimentación por medio de un turbocompresor y, por primera vez, también con la asistencia inteligente de un alternador arrancador integrado de segunda generación (ISG II) en el margen bajo de revoluciones. El ISG trabaja en interacción con la red de a bordo (48 V) y permite funciones como planeo, boost o recuperación y conlleva una clara reducción del consumo aportando una potencia adicional de 15 kW (20CV) y 200 Nm de par, que resulta especialmente eficiente gracias a la función de recuperación y al modo de planeo con el motor apagado (M254). Siendo Mercedes-Benz la primera marca en incorporar un sistema integrado mientras que los competidores utilizan un sistema accionado por poleas y correas.

También cuenta con modelos híbridos enchufables de cuarta generación con una autonomía eléctrica que nos permitirá realizar una gran parte de los desplazamientos habituales en régimen exclusivamente eléctrico, gracias a una potencia de propulsión eléctrica de 95 kW (129 CV) y una autonomía aproximada de 100 kilómetros (WLTP). El motor utilizado es el grupo ultramoderno de cuatro cilindros M 254 en su versión de dos litros. El conjunto propulsor no solo hace gala de una gran eficiencia, sino también de un carácter claramente deportivo. Más adelante saldrán al mercado versiones híbridas enchufables con motor diésel, tanto en Berlina como en Estate.

Asistente a la conducción, el mejor copiloto

Si bien el conductor sigue siendo responsable de observar permanentemente el tráfico a su alrededor, la Clase C de Mercedes-Benz cuenta con asistentes que pueden acelerar, frenar y mantener temporalmente el vehículo en su carril con autonomía. Los paquetes de asistencia a la conducción de la generación FAP5 incluyen funciones adicionales y evolucionadas en comparación con la serie precedente. De ese modo se facilita en situaciones cotidianas la tarea del conductor, que puede conducir de un modo más confortable y seguro. Ante un peligro, los sistemas pueden ayudarle a reaccionar correctamente a una colisión inminente, de acuerdo con la situación.

Grupo Itra, Concesionario Mercedes-Benz para Moda en las Calles.
Fotografía: @azuayuso

1 Comentario

  1. Daniel

    27 julio, 2021 at 1:25 pm

    Buen artículo, buen coche, ¡y me encantan las fotos!

Escribe un comentario