Tendencias

¿Cómo es el amor en tiempos Covid?

Las redes sociales, la opción preferida a la hora de ampliar nuestra red de flechazos amorosos. Así lo pone de manifiesto el I Estudio Puerto de Indias Sabor de Amor, lanzado con motivo de San Valentín.

El amor ha cambiado, también en tiempos de Covid. Y así lo pone de manifiesto el I Estudio Puerto de Indias Sabor de Amor, que la ginebra que creó la categoría rosa en el mundo ha publicado con motivo de San Valentín. Las restricciones en la hostelería nos han obligado a adaptarnos a una nueva forma de relacionarnos y de compartir nuestro tiempo de ocio. E, irremediablemente, los bares, nuestro “meeting point” por excelencia para encontrarnos, para celebrar y para relacionarnos han sido desbancados por otras opciones en el último año.
 
“La pandemia ha traído consigo un cambio muy drástico a la hora de relacionarnos. En la era pre-Covid, el hecho de que llegase el fin de semana y quedar con amigos en un bar se convertía en una especie de ritual, en el espacio en el que sucedía todo, en el que te unías a tu grupo, pero donde también conocías gente nueva. En tiempos de coronavirus, gran parte de ese ritual en la hostelería se ha perdido. Y esto por supuesto también ha creado barreras a la hora de conocer a otras personas”, comenta Erwin Maldonado, Chief Marketing Officer de Puerto de Indias. 

El amor está en la red

De hecho, según el Estudio, en el que han participado jóvenes españoles de entre 18 y 40 años, los sitios más habituales para conocer gente antes del confinamiento eran los bares (así lo expresa un 22,5% de los encuestados) y las fiestas en casas de amigos (24,9%), mientras que las redes sociales sólo eran usadas por un 9,9% de los jóvenes.
 
Ahora, las RR.SS. escalan hasta situarse como la primera opción para conocer gente nueva – un 49% de los participantes en el estudio así lo admite. Por su parte, casi la mitad (48,8%) reconoce que le resulta más difícil conocer gente tras el confinamiento, sobre todos a los jóvenes entre 18 y 29 (51,1%) frente a los participantes con edad comprendida entre los 30 y los 40, para los cuales esta cifra baja hasta el 46,5%. Y es que para un 60% de los jóvenes entre 19 y 40 años, las restricciones en la hostelería han afectado a sus relaciones sociales.

El ligoteo, enemistado con el virus 

Un 60% de los encuestados entre 28 y 40 años reconoce que las restricciones en hostelería han afectado sus relaciones sociales.

La crisis sanitaria y las restricciones derivadas de ellas ha influido también en la forma en que ligamos, o en la forma en que hemos dejado de hacerlo. Así, más del 60% de los jóvenes españoles reconoce que ya no sale a ligar, especialmente en el caso de las mujeres y los jóvenes de 30 a 40 años.

A la hora de ligar, lo que más se echa de menos respecto al escenario pre-Covid es el contacto físico (así lo reconoce un 20,3% de los jóvenes encuestados), sobre todo en el caso de los hombres (24,5%). Los jóvenes entre 19 y 29 años echan también de menos tener más oportunidades para ligar (12,4%). Esta cifra baja hasta el 8,6% en el caso de los encuestados entre 30 y 40 años.

La mascarilla también se presenta como una barrera que hay que sortear, ¡sobre todo por las sopresas que se pueden encontrar detrás! Y es que casi un 42% reconoce que la mascarilla es un freno para ello, sobre todo en el caso de los hombres (43,7%) y en el de los jóvenes entre 19-29 años (44,1%).

Datos que no están reñidos con preferencias. El “cara a cara” es la opción preferida, así lo confiesan el 33,2%, sobre todo en el caso de los hombres (38,3%) y en el de los más jóvenes (39,4%).

Sexo en tiempos de Covid 

Según el I Estudio Puerto de Indias Sabor de Amor, el sexo tampoco ha escapado a los tentáculos de la nueva normalidad que ha traído la Covid-19. De hecho, 3 de cada 10 jóvenes admite que tiene menos sexo a raíz de la pandemia, sobre todo en el caso de los hombres (un 34% así lo expresa) y de los jóvenes entre 19 y 29 años (34,2%).

A pesar de la pandemia, los encuentros sexuales siguen siendo físicos. Así lo confiesa el 60% de las mujeres y el 51% de los jóvenes entre 30 y 40 años. Sin embargo, casi 2 de cada 10 hombres declaran haber mantenido mayoritariamente encuentros sexuales por Internet durante la pandemia.
  
Y como dato, 1 de cada 4 jóvenes encuestados confiesa que se ha saltado o ha tenido ganas de saltarse la cuarentena para tener una cita, sobre todo los hombres (31,8%) y jóvenes entre 18 y 29 años (30,7%).

Sexting y ghosting, en auge 

En cuanto a esa modalidad de sexo virtual tan de moda como es el sexting, 4 de cada 10 jóvenes españoles confiesa haberlo practicado alguna vez. Son los hombres (11,1%) y los jóvenes entre 18 y 29 años los que reconocen haberlo puesto más en práctica a raíz del confinamiento.
 
Un 52,5% de los participantes cuenta que practican sexting con gente con la que se relacionan habitualmente, y son los hombres los que tienen una mayor tendencia a practicarlo con gente desconocida (26,7%).

Otra tendencia a la que el I Estudio Puerto de Indias Sabor de Amor ha prestado atención en cuanto a relaciones es el conocido ghosting: 3 de cada 10 encuestados afirma que lo ha hecho alguna vez, aunque esta moda es cosa de jóvenes entre 18 y 29 años (un 7,2% de ellos declara que lo hace a menudo).

Relaciones estables, más reforzadas 

Para aquellas personas que ya tenían pareja antes de la crisis sanitaria, su relación se ha mantenido inalterable con la pandemia, según lo reconoce un 39,1% de los jóvenes encuestados, aunque en algunos casos, sobre todo en el caso de las mujeres, ha salido reforzada (27,6%).
 
A la pregunta sobre si tendrían una relación abierta en tiempos de coronavirus, casi un 68% contesta que no, aunque ésta es una cuestión de género, pues en el caso de los hombres un 30,4% se podría plantear tener una relación de este tipo, mientras que en el caso de las mujeres la cifra baja hasta un 15,2%.
 
Por su parte, más de un 45% de los jóvenes españoles cree que con la pandemia están disminuyendo las relaciones esporádicas. Sin embargo, un 46% considera que esta nueva situación que estamos viviendo no hará que seamos más fieles.

Escribe un comentario