Psico

Colorterapia: usar los colores de ropa para sentirte mejor

¿Sabías que dependiendo del color que utilices para vestir puedes potenciar un sentimiento u otro?  Hablamos de la colorterapia a través de la cual aprender qué colores le sientan bien a tu estado de ánimo en cada momento.

Que cada vez que te pongas una prenda roja te sientas poderoso o que cuando lleves una camisa de un color pastel te sientas más relajado tiene una explicación y se llama colorterapia. Y es que, aunque no nos demos cuenta, los colores y tonalidades que nos rodean afectan – para bien o para mal – a nuestro estado de ánimo y a nuestras emociones. Así que, ¿por qué no usamos la colorterapia para aprender a dominarlos y a utilizarlos a nuestro favor para mejorar los días grises?

La moda, colorida por definición, es una magnífica herramienta para aplicar las conclusiones de la colorterapia o cronoterapia ya que está muy presente en nuestro día a día. Por ello te presentamos una guía para que sepas cómo utilizar los colores de tu ropa para que ésta combine con tu personalidad. Con todo ello, coge papel y boli porque te contamos todo sobre las distintas gamas cromáticas.

Amarillo

El color amarillo es luminoso y está relacionado con el oro. Por lo tanto, alude a la felicidad, a la riqueza, a la abundancia, a la acción y a la fuerza. Eso sí, esa demostración de poderío puede afectar negativamente a quien nos ve ya que, según los expertos, una excesiva presencia de amarillo puede despertar envidia e ira.

Rojo

El color más pasional de la paleta está asociado con la estimulación, la fuerza, la revolución y el peligro. Es el color de la sangre y, quizás por ello, sienta bien a todo el mundo. Para Polo Club: “Cuando te pones una prenda roja tienes ganas de comerte el mundo, te mejora la autoestima”. Y es que es un color perfecto para escoger durante aquellos días en que nos sentimos más tímidos o introvertidos, pues nos dará el empujón definitivo para atrevernos con todo.

Azul

Se dice que el azul estimula nuestra paz interior así que es imprescindible para días agitados en los que necesitamos dosis de calma. Además, es un color que anima y relaja pues representa la tranquilidad, la serenidad y la inteligencia.

Naranja

La vitalidad es de color naranja, así que no hay tono más idóneo para combatir el estrés y el cansancio. Este color, asociado al amanecer y al sol, nos llena de esperanza y de armonía y nos aporta de ganas de afrontar el día y el futuro.

Verde

El verde es el color de la juventud, de la esperanza y de la naturaleza porque está relacionado con el mundo de la ecología y la sostenibilidad. Igual que el azul, también es un tono que aporta calma y relajación y que, afirman los investigadores, desarrolla nuestra capacidad de ser empático con nuestro alrededor.

En definitiva el color es también un símbolo importante en la expresión de la personalidad, por ello creen que es vital tener claro qué colores nos quedan mejor a la hora de elegir nuestro look.  A la hora de escoger los tonos que protagonizan sus colecciones, el equipo creativo siente predilección por colores atemporales y neutros que puedan usarse durante todo el año y que sean muy fáciles de combinar con el resto de prendas del armario.

Te puede interesar...

Escribe un comentario