Gastro

Shanghai Mama: la nueva cocina china

Porque el recetario chino tradicional tiene muchas vueltas de sartén, Shanghai Mama se ha colado entre nuestros favoritos por inspirarse en el sabor de las “mamás” de origen asiático.

China tiene una historia milenaria de cultura culinaria. Los alimentos tradicionales de su cocina reflejan la inmensidad del país y las costumbres de sus diversos pueblos con platos que están ligados a sus orígenes. La pureza de su recetario se proyecta en Shanghai Mama, el restaurante que moderniza el recetario chino más tradicional cuyo origen cuenta con una interesante historia. El establecimiento en el que actualmente se encuentra, ubicado en el madrileño barrio de Tetuán, acogía hace 30 años el primer China Crown, el restaurante homólogo del grupo conocido como el templo de la cocina imperial china de Madrid.

Paquetitos de pato crujiente en salsa de ciruela

Shanghai Mama es el restaurante favorito de las familias gracias a sus elaboraciones tradicionales con un twist modernizado que lo han convertido en la cuna de la cocina china en Madrid. Su propuesta gastronómica conjuga las técnicas tradicionales de la cocina china, inspiradas en la cocina de las ‘mamás’. El resultado: sabores sorprendentes e intensos que proyectan una cocina desenfadada, moderna y sofisticada, pero sin olvidar sus raíces; ideal para compartir y disfrutar en familia.

Dentro de la amplia carta de Shanghai Mama, restaurante pionero en Madrid en transformar el chino tradicional de barrio en un establecimiento sofisticado de mantel blanco, cristalería y vajilla elegante, destaca el que es su elaboración más conocida: el Ku Bak crujiente de pollo. Se trata de un plato de aprovechamiento que surge de la necesidad en las épocas de mayor escasez del país en las que se aprovechaban cada uno de los alimentos que entraban en una casa. Tras la comida, se recogían las sobras de arroz y otros ingredientes y se freían o tostaban junto a otros alimentos que se tuvieran a mano. Esos ingredientes podían ser de lo más variado, pero habitualmente eran sobras de caldo, pescado y verduras.

Pato Shanghai Mama crujiente en salsa de almendras

El Ku Bak de Shanghai Mama se cocina como las mamás lo vienen haciendo desde hace milenios en China y se presenta como un plato de arroz crujiente, pollo, mariscos variados con gambas, calamares y la pincelada final, marca especial de la casa, un huevo Pita Pinta que corona la elaboración. Este lo convierte en el auténtico protagonista gracias a su terminación en mesa en el que el servicio del restaurante introduce un huevo en el plato para cocinarlo, in situ y mediante un soplete, y mezclarlo junto con el resto de los ingredientes, lo que supone un auténtico espectáculo visual gastronómico para el comensal. Se trata de una de las elaboraciones más demandadas del restaurante gracias a sus sabores agridulces y a su toque picante.

Por otro lado, otro de los platos estrella del restaurante son los dim sums, una elaboración que hoy más que nunca está de moda. Dim sum en cantonés significa “pequeño bocado que te toca el corazón” que hace referencia a una multitud de pequeños platos, normalmente ingeridos de un bocado, pensados para tomar en un desayuno, almuerzo o merienda, acompañando al té. Los dim sum pueden ser salados o dulces, hervidos, cocidos al vapor, cocinados a la plancha o fritos, y admiten multitud de formas, rellenos e ingredientes. Los más populares son las preparaciones en forma de empanadillas, así como los panecillos al vapor rellenos de carne, verdura o pescado y marisco.

Wonton frito a la Shanghainesa

Shanghai Mama cuenta con cuatro restaurantes repartidos entre Madrid (zona Cuzco), Pozuelo de Alarcón, La Moraleja y su corner en Conde de Orgaz, en el barrio de Hortaleza. Tanto Pozuelo Garden como Moraleja Garden acaban de inaugurar su temporada de verano con las terrazas interiores y exteriores. A estos cuatro establecimientos se les sumarán próximamente otras localizaciones, ya que Shanghai Mama se encuentra en pleno proceso de expansión. Todos ellos pertenecen a Grupo China Crown, integrado por el restaurante homólogo -situado en la calle Don Ramón de la Cruz, 6- y el nuevo Tottori, establecimiento de gastronomía japonesa que acaba de abrir sus puertas en la calle Lagasca, 67.

Te puede interesar...

Escribe un comentario