Gastro

En Madrid no hay playa…, pero sí terrazas

¿Estás en Madrid en el mes de agosto? Sea porque aún no te has ido de vacaciones, ya has vuelto o, quizá, no tengas en mente salir, estas son las mejores terrazas con las que disfrutar del verano en la ciudad.

Le Tavernier

Todo a estribor, en la azotea de Innside by Meliá Madrid (c/ Mesonero Romanos, 13), encontrarás un oasis marinero en que refrescarte, divertirse y desconectar. Porque Le Tavernier trae a la capital todo el frescor del puerto de A Coruña junto a una amplia de cócteles y una propuesta de picoteo lleno de referencias.

Entre sus cócteles estrella se encuentra el “Gallegroni”, una versión del clásico cóctel italiano Negroni, adaptada a sus raíces añadiendo una ginebra y un vermú gallegos. También destaca el “Ron Pornstar Martini”, una reinterpretación del clásico Pornstar Martini, con ron, fruta de la pasión, sirope de vainilla, zumo de lima y su chupito de cava. Entre los más demandados e instagrameables, está el “Sky Blue Martini”, cuyo color azul es la perfecta fusión entre el mar gallego y el cielo de Madrid, y está elaborado a base de vainilla vodka, clara de huevo, zumo de limón, sirope de piña y blue curaçao.

Villa Capri

Sin duda, es uno de los rincones más bonitos y más demandados de Madrid. Porque aún cuando nadie queda nadie en Madrid, en la calle Hortaleza 118 siempre habrá cola. ¿El motivo? El Grupo Big Mamma ha abierto un nuevo espacio y Villa Capri ya se ha convertido en the place to be con su decoración inspirada en los años 70.

Un concepto de cocina italiana de origen con una calidad enorme, sin etiquetas, muy animados y con muy buena vibra, que cuenta con 250 metros cuadrados donde no puede faltar su icónica sirena de estilo funky o los neones. Su chef, Nicholas Amici, directo de Roma, innova a partir de las recetas clásicas italianas hacia locas elaboraciones con un toque mediterráneo. Imprescindibles los jugosos tomates San Marzano de Paolo Ruggiero, rellenos de un cálido sol de Campania, hasta la increíble mozzarella di buffala de Salvatore Corso. Pasando por una amplia selección de pastas caseras realizadas cada día en casa. Hasta esponjosas y crujientes pizzas, desde la más clásica hasta la más atrevida con trufa fresca. Y para rematar, el mejor final feliz con postres caseros, como una selección de cremosos helados para acompañar las altas temperaturas.

Xiringuito by Casa Mono

De la mano de los creadores de Casa Mono, Ateneo, Martinete y Los Pérez, llega a Madrid Xiringuito by Casa Mono. Situado en en X Madrid, Alcorcón, ha hecho todo lo posible por convertirse en “la playa” de Madrid. Y para ello, no ha dudado en recrear diferentes espacios como el restaurante, la terraza y la playa.

Porque en el Xiringuito se come: avisados estáis que las croquetas, el pan bao o el steak tartar son un fichaje. Pero también se bebe: con una cuidada carta de cócteles. Y se playea: con una amplia variedad de actividades desde primera que incluyen clases de Yoga, partidos de voleibol y por la noche conciertos de música en directo o sorprendentes espectáculos de fuego.

El Jardín de Diana

Es uno de nuestros “rincones secretos” favoritos, y lo encontrarás en la azotea de Hyatt Centric Gran Via Madrid (c/ Gran Vía, 31). Un lugar lleno de encanto, con la estatua de la diosa Diana, que ahora cuenta con los “Soft Lunch by Diana” de lunes a viernes de 12:30 a 15:30, por 15€. 

Un menú del día diseñado por Raúl Gordillo, chef del restaurante Hielo y Carbón, que varía cada dos días y propone tres principales a elegir: sopa fría de melón y menta, ensaladilla rusa con ahumados y espárragos blancos con mahonesa de tartufo. Le siguen tres segundos platos a elegir: pez espada con salsa tártara y patata baby, presa ibérica con salsa teriyaki y arroz árabe y pan bao de panceta ibérica y cebolla morada. Y, para culminar ,dos postres: arroz con leche, helado fresa y sandía. Además, incluye una bebida no alcohólica.

Irreverente Madrid

Es uno de nuestros nuevos fichajes y, sin duda, llegará a convertirse en uno de los hot spot de Madrid. Irreverente Madrid es una de esas azoteas que se suma al concepto de “destino” que si no conoces, seguramente jamás descubrirías. Situada en la planta 6 de Sagasta 22 –el edificio pertenece a la cadena de hostels SafeStay–, es amplia, diáfana y lo más importante: acondicionada con toldos y difusores de agua.

Abierta todos los días desde las 18 h, cuenta con una pequeña carta de picoteo para acompañar sus cócteles y combinados. ¿Un imprescindible? Su recién inaugurada carta de cócteles de autor, acompañado por clásicos como el Mojito, la Capiriña o la Piña Colada. Entre semana, suele estar tranquilo pero en fin de semana, ¡recomendamos reservar!

Escribe un comentario