Cultura

Cámara y ciudad, fuente inagotable

Urbanitas, sabemos que estamos en época de desescalada, pero ¡tenemos buenas noticias! Porque los museos han abiertos sus puertas y sabemos de qué exposición disfrutarás: bienvenidas a “Cámara y ciudad”.

La calle. A los españoles nos encanta. Salir, tomar algo en una terraza, estar con los amigos, la familia, ir al teatro, de compras, a comer, a cenar… Por norma general, hacemos nuestra vida fuera del hogar. A todos se nos ha caído un paquete de huevos al volver de comprar, nos ha pitado algún coche, hemos discutido con alguien e, incluso, si hemos tenido (mucha) suerte, puede que se nos hayan declarado.

Es por eso que, para cualquier artista, es una fuente inagotable de trabajo, inspiración, y si nos ponemos quisquillosos, de éxito. Porque la experiencia en la gran ciudad forma parte de las condiciones esenciales de la modernidad. Este nacimiento simultáneo generó, a lo largo del siglo XX, una serie de correspondencias que darían pie a un género específico en la historia del medio fotográfico: la fotografía callejera. Sí urbanitas, los fotógrafos de street style, antes se llamaban fotógrafos callejeros.

Los fotógrafos de street style, antes se llamaban fotógrafos callejeros.

Cámara y ciudad es la exposición que necesitas para comprender el ansia underground. Porque todo hay que decirlo: las relaciones entre fotografía y ciudad son mucho más complejas de los que parecen. Toda fotografía tiene su sentido, desde relatos que hablan de la euforia de la metrópolis y de la soledad de la ciudad moderna, hasta otros que hablan de la guerra y de la reconciliación, de la protesta y del cambio.

Cámara y ciudad

Hay tantas historias como vidas de personas, recuerdos de éxito y esbozos de melancolía, pasando por su papel como punto de encuentro o por la vigilancia ejercida sobre los ciudadanos en esta aldea global de nuestra era digital.

La muestra gira en torno a varias problemáticas, visibles a través de la mezcla de fotografías históricas, como la icónica serie “París de noche”

Así, y a partir de colecciones del Centre Pompidou se consigue un diálogo entre fotografías y material fílmico, los cuales recorren el paso del tiempo de la cámara y la ciudad. La muestra gira en torno a varias problemáticas, visibles a través de la mezcla de fotografías históricas, como la icónica serie “París de noche” de Brassaï, las estampas surrealistas de Cartier-Bresson. Todo ello junto a obras contemporáneas como los proyectos de Philippe-Lorca diCorcia o Barbara Probst. Por último, la exposición se abre hacia el futuro, donde sitúa la calle en la era de la globalización desde el punto de vista de Paola Yacoub o la calle virtual de Google Street View bajo el prisma de Viktoria Binschtok.

Sin duda, el must cultural de primavera que necesitas. Pero date prisa, porque solo estará disponible hasta el 16 de agosto en Caixa Forum Madrid (Paseo del Prado, 36. Madrid).

Escribe un comentario