Cultura

5 libros que regalar esta Navidad

Ay, urbanitos… Lo sé. La época navideña puede ser agotadora. Sobre todo, cuando no sabes qué regalar… ¿Pero quieres un consejo? Los libros son una opción que siempre triunfan. Y estos, son los diez libros que regalar (y acertar) de forma segura.

Iluminada, de Mari Karr

¿Es posible reírse a carcajadas mientras lees un libro que trata sobre el Amor, el Alcoholismo, la Depresión, el Matrimonio, la Maternidad y… Dios? Por supuesto. Iluminada es un buen ejemplo, el mejor ejemplo. Pocas memorias (con el ritmo de una gran novela) están a la altura de estas páginas. La joven que pasó su dura infancia en Texas, en el seno de una familia mucho más que «peculiar», vive durante su primera madurez un infierno del que quizá sólo puedan salvarla, además de la literatura y la fe, la ayuda de otros que pasaron antes por lo mismo que ella; sin olvidar el amor por su hijo, algo que la inunda al mismo tiempo que la confunde, como a tantísimas madres.

Iluminada está escrito con la implacable honestidad de Mary Karr, que se analiza a sí misma sin escrúpulos y con un humor irreverente; y nos habla de ello sin pelos en la lengua, sin sentido del ridículo, y con una prosa visceral que tiene un grandísimo poder de seducción. Iluminada es un libro apasionante e inclasificable sobre cómo crecer y cómo encontrar nuestro lugar en el mundo. Hay en él pasajes divertidísimos y pasajes estremecedores, pura vida.

Iluminada por la literatura, iluminada por lo espiritual, iluminada (es decir, intoxicada hasta perder la noción de realidad) por el alcohol… La pena y el sacrificio se convierten en humor y promesa de futuro; Karr demuestra en cada página que está en verdad comprometida con la literatura como una forma de arte no sólo conmovedora, sino también motivadora, liberadora. Si hay un libro que pueda ayudarnos a comprender qué fuimos, qué somos y qué seremos antes y después de atravesar algún desierto es éste, emocionante como una resurrección.

Voz de vieja, de Elisa Victoria

Tiene nueve años. Su nombre es Marina, pero en el cole la llaman Vozdevieja. Este verano en Sevilla, el primero después de la Expo del 92, es tan largo y tan seco que ella no sabe si llorar o reír. Si quiere que todo cambie o que todo siga igual. Porque aún juega con muñecas Chabel pero ya mira revistas para adultos. Porque su madre está enferma y ella ya se imagina en un convento rodeada de huerfanitas. Porque todo el mundo, también su padre, insiste en desaparecer. Porque su mejor amiga es su abuela, quien le guisa, la peina, se deja cortar esas uñas como alacranes, le cuenta su amor por Felipe González, le dice tranquila, le enseña nuevos tacos, le cose vestidos de flores. Luego sale y esos vestidos le molestan tanto como si fueran de lija. Y aun así, Marina siempre tiene hambre: de vida, y de filetes empanados.

Una voz única, tierna, lírica y divertidísima.

Afectos secundarios, de Fátima Casaseca

Un día lluvioso y deprimente de primavera, cuatro mujeres coinciden en una clínica de Madrid. Alicia es joven, bastante pardilla y se ha quedado sin amigos. Sonia es prostituta, malhablada y hace tiempo que dejó de confiar en el género humano. Lola es una intelectual indignada contra el mundo y con un estricto concepto de la sororidad. Y Begoña, resignada mujer de la limpieza y madre de familia, ha cometido el mayor error de su vida. Por eso, no puede evitar echarse a llorar en un oscuro soportal rodeada por unas desconocidas con las que, sin embargo, comparte el mismo secreto. Poco tiempo después, un cadáver inoportuno hará que sus caminos vuelvan a cruzarse y pondrá a prueba la sinceridad de su altruismo y los afectos secundarios de su primer encuentro.

Totalidad sexual del cosmos, de Juan Bonilla

Inteligente, intuitiva y con un afilado sentido de la libertad, la pintora y poeta mexicana Carmen Mondragón, más conocida en los círculos artísticos como Nahui Olin, fue una artista excepcional, de enorme carisma y sensualidad. Nacida en México en 1893, vivió en el París de los primeros años del siglo xx, donde conoció a Georges Braque, Henri Matisse o Pablo Picasso. Tras pasar por San Sebastián, se sumergió en la vida artística de México, donde destacó por sus ideas feministas y su actitud provocadora y ecléctica, que la llevaron a interesarse no sólo por la poesía y la filosofía, sino por las matemáticas y las
ciencias exactas.

Amor de monstruo, de Katherine Dunn

Amor de monstruo, de Katherine Dunn, se publicó originalmente en 1989, aunque la autora había comenzado a escribirlo diez años antes. En 2019 regresa a España en castellano en una cuidada edición de Blackie Books con nueva traducción. Su anterior edición en castellano, y única hasta ahora, databa de 1990.

La editorial distribuye Amor de monstruo con una faja promocional en la que relucen nombres como Chuck Palahniuk, Kurt Cobain, Terry Gilliam o Tim Burton.  La apuesta por la novela cuyos derechos compró el propio Burton en los 90 —para una frustrada y nunca realizada adaptación— es alta, tanto que hasta han deformado a la perrita de su conocido logo, dotándola de tres patitas para la ocasión.

 

Escribe un comentario