Cuerpo

Tenemos un plan y es de cintura para abajo

Tic, tac. Comienza la cuenta atrás. Y si tienes en mente en mente tonificar, reducir y (a ser posible) también proyectar, este es el plan que no puedes dejar escapar.

Queridas, se acerca el destape. Y todo que habíamos dejado oculto (o al menos camuflado) detrás de capas y capas de tela, es el momento de volver a mostrarlo. ¿Necesitas una puesta a punto? Seguro. Pero sobre todo necesitas saber qué hacer y cómo hacerlo.

Es matemático: empieza el buen tiempo y se llenan las terracitas. Y más allá del vermut de los domingos, salta la voz de alarma. “Usamos menos ropa, mostramos más piel y salen a la luz todos excesos que se han aferrado a sitios “estratégicos” como cartucheras, abdomen o flancos”, nos cuenta el Dr. Cerrud, experto en Medicina Estética y Nutrición.Porque es normal engordar, coger unos kilos de más y después perderlos, en el cómo lo pierdas estará la clave para manternerte en tu peso. El truco está en la motivación y la adherencia al método elegido. Casi todos los métodos funcionan, si están bien diagnosticados y no atentan contra la salud de nadie, pero hay que seguirlos. Y sobretodo dotarle de temporalidad: un mes, dos meses, seis semanas. El tiempo necesario para perder un peso específico, al igual que contar con un buen coach nutricional”.Razón no falta. Sobre todo si tenemos en cuenta qué alimentos debemos evitar. El azúcar es el veneno más dulce jamás inventado. Es fácil mantener el peso o simplemente perder el peso que sobra sencillamente eliminando el azúcar por completo de la dieta. Y no me refiero al azúcar del café, me refiero a absolutamente cualquier alimento que lleve azúcar refinado. Es sorprendente la cantidad de azúcar oculto que está en sitios impensables como por ejemplo muchos de los alimentos enlatados. Atún, sardinas, espárragos. Todo lleva azúcar. Vivir sin él es complicado, pero no imposible. Los diabéticos llevan haciéndolo desde siempre. Si además se cambia a integral el arroz, el pan y la pasta, mejor todavía”, añade.

© Vanessa Ades

Pero hay más, porque a parte de comer más (y mejor) de cuello para abajo también debemos cuidarnos. ¿El primer paso? Exfoliar. Pero solo una vez a la semana, no más. Será todo lo que necesites para eliminar células muertas y preparar la piel para una buena hidratación. Más aún si eres de las que prefiere ir sin medias y, en cuanto salen dos rayos de sol, ya eres adicta al autobronceador. ¿Un secreto para que el color sea mucho más homongéneo? Mezclarlo con tu tratamiento hidratante habitual y evitar, en la medida de lo posible, zonas rugosas como son codos y rodillas. Y, una vez consigas el tono deseado, siemplemente manternerlo con una aplicación una vez a la semana, después de exfoliar la piel.

Y si con un tono ligeramente bronceado nos vemos más guapas, solo necesitarás tres semanas para conseguir lucir perfecta con el Programa Detox & Resceulpt de Le Petit Salon. Un pack completo que combina seis sesiones de Photon, que ayuda a liberar toxinas a través de la luz infrarroja, seis seiones de Bioslimming con envolturas que activan la microcirculación en brazos, piernas, abdomen, caderas, cintura, flancos… Y seis sesiones de Prolex con el que abordar una zona conflictiva a elegir por su acción realifrmante. Precio: 1.000 €.

Aunque si buscas algo más específico, una de las últimas revoluciones en llegar en aparatología al mercado (y dará mucho que hablar) es Cooltech Define. Un nuevo “licuador” para la grasa con frío o, lo que es lo mismo, a través de criolipólisis. “Es la única técnica no invasiva de reducción de grasa que puede competir con la cirugía de una liposucción–nos cuenta Gregorio Viera director del departamento de tecnología de Cocoon Medical–. Su tecnología de enfriamiento 360º asegura la congelación homogénea y profunda de la grasa, estando indicado para pacientes con normopeso, sobrepeso y obesidad de grado 1”, Precio de la sesión: a partir de 400 €.

Eso sí, si hablamos de tratamientos láser médico-estético, en el top está SculpSure®, de Cynosure. La primera tecnología láser no invasiva para reducir y remodelar el contorno corporal, que permite eliminar la grasa localizada y persistente en flancos (“cartucheras”), abdomen, espalda, cara interna y externa de los muslos y papada, en hombres y mujeres, en sesiones de 25 minutos por zona y sin tiempo de recuperación. La grasa se elimina vía linfática y hepática y aseguran perder entre tres y cuatro centímetro de contorno tras tres sesiones. Precio por sesión: desde 500 €.

Mueve tu cu-cú

En la ecuación perfecta no puede faltar el movimiento. Y si además combinamos baile con ejercicios específicos para glúteo, ¿qué más podemos pedir? Quemar hasta 800 calorías por sesión. Hecho. Es Booty Shape Momevent, una nueva disciplina que ha creado Erika Sanz –la conocerás porque bailaba en UPA Dance–, y que ahora podrás encontrar en SmartClub (c/ Fernández de los Ríos, 59) con clases regulares. Cada dos semanas una nueva coreografía en sesiones que siguen una estrucutra muy similar a una clase de danza, pero que integra sentadillas, patadas y elevaciones de glúteo y todo tipo de ejercicios específicos para que entrenar (y lucir) un buen booty sea mucho más sencillo. Es tan divertido que no tendrás la sensación de estar entrenado, ¿te unes a la #bootycrew?

Rutina de ataque

Tenemos un objetivo: lucir perfectas de cuello para abajo. Y lo conseguiremos. Dieta, ejercicios y cuidados específicos en casa con los que, sí o sí, lucir cuerpazo.

 

Te puede interesar...

Escribe un comentario