Cuerpo

Cómo seguir una dieta saludable (sin morir de aburrimiento)

Y hoy, ¿qué tenemos para comer? Porque es fácil agotar las ideas… Clínica Dorsia apuesta por el orden (dietético) y nos propone divertidas propuestas con las que salir seguir una dieta equilibrada sin caer en el aburrimiento.

Desayunos saludables

Realizar un desayuno rico y variado todas las mañanas es fundamental si queremos mantener el equilibrio nutricional y calórico a lo largo del día. En tiempos de cuarentena puede ser el momento de reivindicar este gesto que muchos olvidan realizar, así que te proponemos tres recetas muy sencillas para empezar el día lleno de optimismo:

Tostadas de aguacate y tomate: pan integral, aguacate y, en el caso de querer aportarle más sabor, un poco de tomate natural. El aguacate tiene numerosos beneficios, entre los que destacan la prevención del colesterol malo, también de la retención de líquidos y la generación de una sensación de saciedad, lo que te ayudará a aguantar más horas sin querer picar.

Tortitas de avena y plátano: ¡Apunta la receta que es súper fácil! Sólo necesitarás un plátano, treinta gramos de avena, tres cucharadas de leche y un huevo. Primer paso, mezcla todos los ingredientes en un recipiente hasta conseguir una masa homogénea y cremosa. Segundo paso, calienta una sartén con un poco de aceite y añade la masa, haz vuelta y vuelta y te quedarán unas tortitas deliciosas y sanas. ¡Truco! Puedes añadirle fruta fresca por encima, así conseguirás que sea un plato aún más completo.

Açai bowl: una receta para profesionales del desayuno, pero a la vez la que más energía aportará. Los ingredientes, un plátano, arándanos y frambuesas congeladas, leche, açai y copos de avena. Introduce en la batidora el plátano, los arándanos y las frambuesas. Añade después la leche y comienza a batir hasta conseguir una textura cremosa. A continuación, añade el açai y la avena. Para terminar, siempre puedes añadirle fruta cortada por encima.

Media mañana

Para el primer tentempié del día, una pieza de fruta o en un puñado de frutos secos, evitando que sean fritos o caramelizados. Ambas opciones saciarán, pudiendo llegar así sin ansias ni tanta hambre a la hora de la comida.

Para comer…

Ensalada de legumbres: una opción rápida y sencilla si cocinar no es lo tuyo. Escoge tu legumbre favorita (lentejas, garbanzos, judías…) y añade canónigos, tomate, queso fresco, cebolla y, si quieres, palitos de cangrejo. Alíñala a tu gusto y en menos de diez minutos tendrás tu plato listo.

Wok de pollo: hay un truco para que el wok de pollo se convierta en un plato saludable, tan sólo tendrás que añadir más proporción de verduras que de proteína. Primer paso, corta todos los ingredientes en tiras, por ejemplo, cebolla, pimiento rojo, pimiento verde, calabacín y berenjena. A continuación, cocina el pollo en un sartén antiadherente y añade las verduras previamente troceadas. Saltea todos los ingredientes y añade un poco de sal.

Pescado al horno con gulas: una de las recetas con más éxito, ya que no se necesitan demasiados ingredientes y el resultado tiene un gran sabor. Calienta el horno y mientras prepara tu bandeja. Añade un chorrito de aceite en la ella y coloca el pescado que más te guste. Necesitará entre 20 y 30 minutos (según tu horno). En una sartén a parte dora unos ajitos y junto a unas guindillas aliña unas gulas. Incopora a la bandeja del horno antes de finalizar su tiempo de cocción, ¡y listo!

Merienda

Bien de proteína para mantener los caprichos a raya. Por ejemplo, un poco de pavo con queso fresco o, si eres muy golosa y necesitas recurrir al dulce, unas onzas de chocolate negro con un 85% mínimo de cacao.

…Y para cenar

Una vez superado el día y ya relajados, se suele desconectar y cenar viendo una de tus series o películas preferidas con comida no tan saludable. ¡Error! Te contamos varias opciones que puedes tener en mente para sustituirla.

Pizzas de calabacín: ¿Por qué no nos vamos a dar un antojito? Disfrutar de una pizza sana es muy fácil si como base escoges un calabacín. Calienta el horno y prepara en una bandeja el calabacín ya cortado. Añade una capa de tomate, ingredientes al gusto y queso, siempre bajo en grasa o light.

Purés de verduras: una opción cálida que te permitirá hacer rápido la digestión y dormir mejor. Escoge tu verdura favorita, cuécela y tritúrala para crear un suave puré. Nuestro favorito lleva cebolla, puerro, patata, calabaza, calabacín y zanahoria.

1 Comentario

  1. Analiza qué comes..., y te diremos cómo sentirte mucho mejor –

    7 mayo, 2020 at 9:04 am

    […] de su capacidad antioxidante. De igual manera actúan el ajo y la cebolla, conocidos como los antigripales y antibióticos […]

Escribe un comentario