Belleza Tratamiento

Medicina estética, también en verano

Es la pregunta más escuchada en consulta: ¿puedo hacerme un tratamiento de medicina estética en verano? Y la respuesta es sí, siempre que no altere tu dermis. Así que toma nota porque estos son los protocolos que puedes (y debes) hacerte antes de irte de vacaciones.

Toxina botulínica

Las infiltraciones que exige son mínimas y hay poco riesgo de hematomas. Si apareciera alguno, duraría unos pocos días y sería fácilmente camuflable con un protector solar con color o maquillaje. En el caso de las patas de gallo, es el mejor momento para hacerlo, ya que el sol nos obliga a guiñar los ojos con excesiva frecuencia. Eso sí, recuerda que no se recomienda exponerse a altas temperaturas el mismo día del tratamiento (al igual que mantener en alto en la medida de lo posible) y que los efectos empezarán a ser visibles dos o tres días después. “A los quince días, siempre recomendamos realizar una segunda visita de control para valorar el resultado y realizar algún retoque en el caso de ser necesario”, nos comentas desde Clínica Dray.

A partir de 490 €.

Aumento de labios

Es uno de los tratamientos estrella porque el resultado es inmediato, se pueden corregir asimetrías y no deja hematoma. Sin embargo, ahora llega una nueva duda, ¿cuál es la proporción perfecta? En los años 90 la mayoría de consultas sobre labios se centraban en lograr mayor volumen dentro de la estructura base. Se hablaba también de ‘labios respingones’ –nos cuenta la Dra. Mar Mira–. Sin embargo, con la llegada de Internet y las redes sociales y, sobre todo, de los filtros y las celebrities que han ido adoptando la estética de esos filtros y llevándola a la vida real, las demandas han ido virando hacia un prototipo de labio que, además de volumen, se asienta en  algo totalmente irreal sacado de los filtros de embellecimiento instantáneo de Instagram, TikTok, Snapchat…, que muestran, en reposo, las características de labios que realmente estarían en movimiento: dando un beso, haciendo un puchero, frunciendo los labios (morritos) o sonriéndose y elevándose exageradamente con el filtro el labio superior hacia la nariz… Hay pacientes que quieren ese efecto permanente, para su día a día, cuando sus labios en movimiento no tienen el mismo aspecto que quietos… Llegan a consulta incluso con fotos muy retocadas por dichos filtros y solicitan “una boca así”.

Sin embargo, en Mira + Cueto insiste en que la boda no es un elemento externo, sino que forma parte del rostro y por mucho que sea demandado con estas características por pacientes cada vez más jóvenes, “hay que hablar de proporción, de medidas avaladas por la ciencia, como base para determinar la idoneidad o lo realmente favorecedor y equilibrado de un determinado grosor en función del resto de los rasgos”.

A partir de 460 €.

Levanta el rostro con hilos tensores

Somos fan incondicional de sus resultados (ultra naturales y duraderos en el tiempo). Pero, ¡ojo! No todos son iguales…, La doctora Carmen Ayestarán, nos cuenta que los Silhouette Soft, son una nueva generación que se ancla en el tejido subcutáneo, con una mayor fijación que acelera la formación de nuevo colágeno para revertir la flacidez a largo plazo. Importante, estos no se transparentan a través de la piel –algo que podía ocurrir con sus predecesores–, y al no tener “espículas”, no generan fibrosis.

Un efecto lifing natural que se mantiene durante dos años que se coloca con “dos suturas por lado –o incluso tres en algunos casos–, y en el tercio medio del rostro”, nos cuenta la doctora. “Para reposicionar el tercio medio del rostro cuando el surco nasogeniano está muy marcado, utilizo los patrones paralelos que, además de recolocar los tejidos inmediatamente, también consiguen mejorar el cuello y elevar el borde mandibular”.

La inserción es súper discreta: “Se realiza a la altura del pómulo y delante del pliegue nasogeniano, y la salida se produce dentro de la línea del pelo, por lo que son totalmente imperceptibles. La única marca de la incisión, tiene el tamaño de una aguja intramuscular y desaparece en uno o dos días”. 

Precio: 600 € (dos suturas, una por lado).

Mesoterapia con antioxidantes y vitaminas

Otro tratamiento que se puede realizar en verano y que ayuda a refrescar y rejuvenecer el rostro es la mesoterapia. La doctora Gema Pérez Sevilla explica que “utilizamos tratamientos como los antioxidantes, las vitaminas y productos como el NH Glutation que revierten los marcadores del fotoenvejecimiento o envejecimiento solar. Realizar este tratamiento antes o durante el verano favorece que la piel se deteriore menos y sufra menos por la exposición solar y los cambios de temperatura”. La mesoterapia se puede aplicar mediante microinyecciones, pequeños depósitos que se reparten por todo el rostro y el escote, o infiltraciones en abanico, depósitos en líneas subdérmicas que se realizan con cánulas, con un único punto de entrada.

A partir de 200 €.

Te puede interesar...

Escribe un comentario