Belleza

Autobronceador, ¿sabes cómo usarlo?

No hay término medio: o lo amas o lo odias. Efectivamente, hablamos del autobronceador. Y si tú también tienes pánico a deslumbrar al sol en los primeros días de buen tiempo, toma nota. Esta es la guía básica para su uso y disfrute.

Prepara

Y no lo decimos en sentido figurado… Tómatelo MUY en serio. El 90% del éxito de su resultado depende de cómo tengas la piel. Así que en un primer paso, deshazte de medias y calcetines para eliminar todas las células muertas. Si tienes pendiente depilarte, no es buena idea justo hacerlo el mismo día, ya que la piel tiende a irritarse y pueden ocurrir alteraciones en el color obtenido.

1/ L’Exfoliant Ultra Hydratant, de Scens (52 €).
2/ mySOSscrub, de Miya (11,95 €).
3/ Natural exfoliating soap, de Boi Thermal (6,50 €).
4/ Turbo Body Scrub, de Jack Black (40 €).

Hidrata

Es algo que deberíamos hacer todos los días, pero que en ocasiones (sobre todo cuando no nos vemos) dejamos en un segundo plano. Si tienes la piel muy seca, te recomendamos mezclar tu crema hidratante habitual con un aceite ultra hidratante para conseguir ese plus de hidratación, sobre todo en piernas. Si tienes la piel muy seca, realiza este protocolo al menos tres días antes de aplicarte el autobronceador, siempre con una exfoliación previa muy suave, para conseguir mejorar la textura de la piel. Incluso cuando te apliques el autobronceador, mézclalo con tu crema hidratante para conseguir ese plus de hidratación.

1/ Baume Corps Super Hydratant, de Clarins (35 €, 200 ml.).
2/ Golden Dry Body Oil, de Skin Labo (12 €).
3/ Crème Nourrissante, de Payot (29 €).
4/ Eucerin® UreaRepair (12,90 €).

¿Por la mañana o por la noche?

Es el gran dilema… Porque digan lo que diga, el autobronceador siempre desprende un olor característico al activarse, ya que el bronceado se obtiene por oxidación. ¿Nuestra recomendación? Si vas a lucir falda o vestido con sandalias, mejor antes de salir de casa para que haya el menor roce posible. A partir de las 4 horas, surtirá efecto, logrando el tono deseado a las 8 horas después de su aplicación.

¿Cuántas veces puedo aplicarlo?

Todas las quieras, pero con cabeza. No hace falta decir que siempre evites zonas rugosas como son codos y rodillas, que tienen a oscurecerse mucho más, pero sí que un es mejor mantener un buen tono que acabar naranjas. Nuestra recomendación es conseguir un autobronceado progresivo, durante dos o tres días consecutivos (según la intensidad deseada). Y, después, mantener con la aplicación del producto una vez por semana.

Evita tocarlo con las manos

Sin lugar a dudas, las manos es la zona más expuesta al producto. Y, precisamente para evitar que quede más oscura, siempre se recomienda lavar con abundante agua y jabón. Nosotros vamos un paso adelante y no, no queremos que use agua y jabón, queremos que apliques el producto con una manopla: evitarás ese extra de hiper pigmentación.

Los errores sí tienen solución

Y en el ritual de autobronceado, también. No serás la primera (ni la última) que se deja los dedos marcados o una zona sin aplicar. ¡Horror! El secreto está en coger un algodón impregnado en limón y…, ¡solucionado! La oxidación desaparece. Eso sí, también existen productos específicos que toman como referencia este método casero y destiñen la piel. No te hará falta nada más.

1/ Gelée Auto-Bronzante Express, de Clarins (29,50 €).
2/ Sunless Tan Dark Foam, de Hawaiian Tropic (c.p.v.).
3/ Edición Limitada del kit Ultimate Glow junto a Ashley Graham, de St. Tropez (c.p.v.).

Escribe un comentario