Actualidad

Las pinzas más noventeras vuelven para solucionar los bad hair days

Te levantas de la cama con un día “de pelos” y solo tienes una opción: coger la pinza y ¡salir corriendo! No estás en los 90, y es que la tendencia de las pinzas ha vuelto… ¿Para quedarse?

Todas las tendencias en moda (o casi todas), vuelven para quedarse con el paso de los años. Las reinas del Street Style nos han hecho rebuscar entre los cajones de recuerdos de nuestras madres en busca de un accesorio de lo más eficaz para el día a día, las pinzas de cabello.

El modelo de los años 90 vuelve en una versión actualizada con las tendencias más actuales pero retomando modelos de su clásicos e incorporando novedades con acabados metalizados, glitter, transparentes y nacaradas.

Estas pinzas vintage, han llegado esta temporada para quedarse. Por su comodidad, diseño y practicidad, se han convertido en el accesorio que realza cualquier look de diario, además de darle un aire nuevo a tu peinado. La vuelta de este accesorio de peinado, nos confirma que el estilo noventero visto tanto en pasarela como a pie de calle, es tendencia y las influencers lo sabenSusana Bicho, Chiara Ferragni, Carlota Maranon y Nuria Blanco, con algunos de los iconos de redes sociales fieles al accesorio de la temporada.

Así, este accesorio nos lleva atrás en el tiempo con peinados casual y arreglados, peinados nostalgia que estilizan y sacan partido a nuestra melena, elevando a lo más alto cualquier look, tal y como el que llevaron nuestras madres. Tal y como vemos por todo Instagram, las pinzas son un accesorio muy versátil por la gran variedad de modelos disponibles con distintos colores, formas y tamaños, que nos ofrece múltiples formas de utilizarlo, recogiendo el cabello con coleta, moños desenfadados y distintos recogidos con mechones sueltos, según nuestro corte de pelo.

Perfectas para todo tipo de melenas, sean cortas, largas, tanto de pelo fino como grueso, hay una pinza perfecta para ti. Bien seas de monocolor o estampado, mini pinza o pinza XL, más moderna o más vintage.