Actualidad

Fastlove, la nueva marca de ropa deportiva que apuesta por el Wellbeing

¿Una marca que aboga por un marketing de consumo responsable? A todo color, con comodidad y (mucha) sostenibilidad. Así es Fastlove, recién llegada se estrena con una cápsula centrada en la ropa deportiva responsable y regenerativa.

Ecodiseño, materias primas regeneradas y orgánicas, packaging y etiquetas naturales, marketing por el consumo responsable y transparencia total. Parece que estamos pidiendo mucho a una sola marca, lo sabemos, pero Fastlove ha llegado para implantar un modelo de empresa revolucionario. “Si nuestra presencia no es mejor que nuestra ausencia, desapareceremos”. Así de honesta es la premisa con la que nace Fastlove.

“Fastlove nace de la necesidad de repensar la manera  de construir y vivir una empresa. Se mueve por el imperativo de cuestionar la sociedad en la que vivimos, la manera en qué producimos y la forma en la que consumimos”, detalla David Moreno, CEO de la firma. La marca no quiere tener ni trampa ni cartón, por eso revindica las transparencia como herramienta para el cambio. “Creemos que es nuestra responsabilidad mostrar la historia completa de lo que somos y hacemos así como porqué lo hacemos”. Por ello, se comprometen en ser transparentes tanto en el precio, el cual desglosan, como en la trazabilidad ambiental y en su fiscalidad.

Estrenan colección

Su primera cápsula está protagonizada por dos de nuestros favoritos en moda deportiva: el top y los leggins. Ambos con universo de apetecibles colores, escotes, largos y siluetas. Escotes halter o redendo, efecto push up, espalda cruzada con combinaciones variadas y colores muy favorecedores: negro, fucsia, verde menta, lavanda… ¡todo un acierto!

También han diseñado tres tipologías de leggings: el largo, el biker y el short. Todas sus prendas tienen efecto sculp, es decir, un aporte de firmeza al cuerpo. Eso se debe a que están confeccionados a partir de una malla que abraza el cuerpo y aporta control, seguridad y forma sin que ello repercuta en la práctica deportiva. En el diseño se prioriza la comodidad y por eso todas las prendas de su colección son ‘seamless’, sin costuras.

El primer Drop se completa con varios accesorios sostenibles. Por un lado 3 sport bags hechos de algodón reciclado (GRS) en el taller de inserción sociolaboral A Puntadas. Así como dos modelos de esterillas de yoga elaboradas con goma eva recuperada.

Te puede interesar...

Escribe un comentario