Actualidad

Como hacer la maleta perfecta (e inteligente) para las vacaciones

“Por si acasos”, esas prendas que siempre llevamos de más en la maleta y al final nunca usamos. Recurrimos a una estilista para que nos cuente los mejores trucos para llevar lo justo y necesario: la maleta perfecta para cuando viajas sin facturar.

¿Cuántas veces nos hemos visto la noche antes de nuestro viaje sin saber qué meter en la maleta? Muchas, pero seguro que aún más veces nos hemos visto ya en nuestro destino, con un montón de prendas que no nos pondremos: los por si acaso. Te contamos cómo preparar la maleta perfecta, dejando atrás todo lo innecesario.

Viajar ya no es lo que era. Sobre todo, en avión. Antes llevar maleta y facturarla era algo lógico e incuestionable pero ahora las diferente políticas de las aerolíneas han hecho que se priorice la maleta de cabina que es más económica, sí, pero también más pequeña. Las dimensiones escuetas de las maletas de cabina traen consigo una complicación añadida: ¿qué meter en ellas para no echar en falta ni una prenda en vacaciones?

Para poner un poco en claro cómo se arma una maleta inteligente – es decir, la que lleva lo justo y necesario para vestir bien todos los días -, recurrimos a la estilista y asesora de imagen para tv, empresas y particulares, Elena Regadera. Ella, experta en la materia, nos da unos cuantos consejos para no fracasar.

Primer paso: planificar

  1. Debemos hacernos las siguientes preguntas: ¿a dónde voy?, ¿durante cuántos días?.
  2. Investigar sobre tu destino, especialmente lo que atañe al clima, para tener claro si incluimos ropa de verano, primavera o invierno.
  3. Preguntarnos cuál es el tipo de viaje que estamos a punto de hacer: si vamos a un resort, a un crucero, a la montaña, a la ciudad…
  4. Organizar las prendas según las actividades que vayamos a desarrollar en el destino.
  5. Coger bolígrafo y papel y elaborar una lista con los imprescindibles para esa maleta ateniéndonos a las respuestas anteriores. 

Segundo paso: seleccionar

  1. Poner toda la ropa y los accesorios encima de la cama y hacer diferentes montones por categorías (partes de arriba, de abajo, complementos, aseo…) Así visualizaremos todo lo que debemos llevar.
  2. Olvidar todos los “por si acaso”, al final no se utilizan. Olvidar la ropa de plancha.
  3. Priorizar las prendas básicas, siempre son una buena opción.
  4. Intentar apostar por prendas que nos permitan hacer varios looks.

Tercer (y último) paso: optimizar el espacio de la maleta

  1. Doblar la ropa y organizar bien la maleta.
  2. Separar los zapatos por pares y en bolsas individuales para poder encajarlos mejor.
  3. Llevar el calzado que más ocupa puesto en el viaje de ida.

Escribe un comentario