Actualidad Cultura

6 artistas que deberías tener… ¡En tu playlist!

Querrás tenerlos en tu playlist desde ya. Porque a estos artistas les une su pasión por la música y sus ganas de crecer profesional y personalmente. ¿Preparados para una buena sesión de grandes canciones?

Hay muchas formas de llegar a un mismo punto: a veces lo buscas, u otras veces te encuentra. Fue Jimmy Hendrix quien dijo que la música es como una religión y si algo tienen en común estos cuatro grupos y dos cantautores, es que a pesar de que cada uno de ellos se caracteriza por ser fiel a un estilo, ritmo, género o compás diferente, han hecho de la pasión, su propio estilo de vida. Así que, quédate con sus nombres y añádelos a tus habituales… Porque te lo advertimos, no te arrepentirás.

Valira

Te voy a contar un secreto: la música nos hace superarnos día a día y salir de nuestra zona de confort. Tiene momentos duros, pero es una forma de vida. Es algo que no se escoge”. Porque para los chicos de Valira, la música es quien te escoge. La que te acompaña en cada momento de tu vida, la que nos hace emocionarnos, llorar o saltar de alegría. Para ellos, su fuerza es increíble. Los hace sentirse vivos.

Valira surgió en 2019 – pero ya han dado la vuelta al mundo en salas y festivales como Cooltural Fest, Weekend Beach, Viñarock, Rabolagartija, Festival De Les Arts, Pirata Rock o Revenidas. Es el proyecto de Juan Zanza, Felipe Torres, Carlos Benavent Fredy Borja y Gabi Pellicer, quienes tienen claro que “no conciben la vida sin la música”. “Cuando creces te das cuenta de que la música es lo mejor que sabes hacer, que hay otras cosas en la vida que quizás no te llenan tanto como esto. Y puede que la razón te frene por no tener una certeza laboral o económica, pero si es lo que te dicta el corazón, tienes que hacerlo te cueste lo que te cueste”, nos explican.

“La música nos hace superarnos día a día, salir de nuestra zona de confort. También tiene momentos duros, pero esto es una forma de vida, es algo que no se escoge”

El disco que les catapultó a la cima fue “Ecos de Aventura”. Gracias a él (y sus buenas críticas) han conseguido avanzar hasta el último, “Algo invisible”, con Izari. Y ahora se preparan para volver con mucha fuerza. “Vamos a grabar nuestro segundo disco. Así que, si no es este año, nos veremos seguro en esa gira de presentación en primavera de 2021”, cuentan los chicos de Valira.

Y si tienen que rememorar un recuerdo que los haga felices, este también está relacionado con la música. “No hay nada mejor que esa sensación al bajar de un escenario tras un gran concierto, o recibir en tus manos el disco que estabas preparando”, concluyen.

Niños Mutantes

¿Sabes? Lo más curioso es que cuando te subes a un escenario nunca sabes qué lo que va a pasar. Unas veces sientes que tienes el poder y la seguridad, pero otras veces la angustia y el miedo se apoderan de ti. A veces te sientes muy solo, otras la noche es un éxtasis, y otras desearías estar en cualquier otro sitio”, nos cuentan los chicos de Niños Mutantes. Pero, sea como fuere, para ellos la música es un invento mágico de la Humanidad. Algo que no se toca, que no se ve, pero que produce una felicidad inmensa– y no se imaginan la vida sin ella.

Niños Mutantes es el resultado de cuatro almas que decidieron unirse en 1998. Andrés, Juan Alberto, Nani y Miguel tuvieron claro que a veces, una persona simplemente está destinada a algo (o a alguien). “No nacimos con una vocación clara, pero poco a poco hubo algo en nosotros que simplemente nos arrastró. No fue un acto de voluntad, más bien todo lo contrario”, nos explican.

“Si algo hace la música es liberar la energía emocional que transformamos en bailes (o en lágrimas)”

Además, desde sus inicios, no han parado de crear, siendo un imprescindible en salas y festivales como el FIB. Acaban de lanzar su último álbum “Ventanas”, un disco que promete no ser discreto, porque ni las canciones (ni su talento) lo son. “Ventanas viene a decir que vivas donde te dé la gana, de la manera que te de la gana, mirando a todas partes para poder ser mirado y a ser posible, bailando”, cuentan con cierta emoción.

Además, si algo tienen claro es que lo único que les da miedo a la hora de hablar de la música es perder la energía y las ganas. Por eso, y si les preguntas sobre qué pasaría si su mundo no existiera, los chicos de Niños Mutantes lo tienen claro: “Uf, qué horror. No queremos ni pensarlo, pero sería un mundo triste y habría más violencia. Porque si algo hace la música es liberar la energía emocional que transformamos en bailes (o en lágrimas)”.

Anni B Sweet

Han intentado tantas veces definirme encasillándome en un estilo, que me cuesta poner etiquetas. Pero si me preguntas qué es lo que significa para mí la música, te diría que, como digo en una de mis canciones es el motor que me eleva y me da libertad”, nos cuenta la compositora Anni B Sweet.

Desde muy pequeña siempre ha sabido qué era lo que quería, porque según nos cuenta, tenía un sentimiento de apego muy especial a la música. Por eso decidió subir sus temas a una red social y voilà, su eco fue inmediato. Su debut lo encabezó “Start, Restart, Undo”, un disco de folk melancólico y delicado, que rápidamente dio el sato internacional en 11 países de América, Europa y Asia. “Nunca decidí como tal hacer lo que estoy haciendo. Simplemente, me dejé llevar y la música me absorbió por completo. Como todo sucedía de forma natural, no he dejado de hacerlo. Es lo que me mueve realmente y la siento necesaria”, confiesa la artista.

“Me dejé llevar y la música me absorbió por completo”

Compositora de sus propios temas, Anni B Sweet se caracteriza por ser la voz aterciopelada y nostálgica de las listas de Spotify. No se ve haciendo otra cosa, aunque también nos confiesa que le hubiera encantado estudiar literatura o filosofía. Además, es una de las pocas artistas que canta en la ducha. “Siempre me ha gustado cantar clásicos como por ejemplo alguna de los Jackson Five pero ralentizada, versión lenta”, nos cuenta con una sonrisa en los labios.

Y con su cuarto disco en el mercado, “Universo por estrenar”, Anni nos explica que le encanta que haya juventud haciendo música, que experimenten, que los clásicos sigan dando lecciones de buena música y que cada vez la mujer esté en una posición mejor. No obstante, lo que no le gusta es la velocidad que ha tomado la industria musical. “Ni tampoco el doble click si a los 10 segundos no ha saltado un estribillo. No se saborean bien los sonidos, ni los segundos y se está perdiendo el concepto de disco completo… La industria musical se está volviendo más industria que musical, y es una pena”, concluye.

Lucas Colman

¿Sinceramente? La música es mi forma de conectar y de conectarme al mismo tiempo. Es mi forma de evasión, pero no solo lo hago con mis canciones, sino con muchos otros artistas a los que admiro”, nos cuenta Lucas Colman.

Es de los que piensa que todos tenemos una razón de ser, estar y sentir, porque todos sus actos lo han llevado a convertirse en quien es hoy. Sus canciones hablan de momentos de su vida, por eso cada vez que se sube a un escenario se pone muy nervioso (aunque luego no quiere bajar). “Cuando acabo suelo quedarme en shock, pero lo que más me gusta en el mundo, es tocar en directo”, confiesa.

“Cada vez hay más artistas que quieren hacer canciones que cuenten cosas y no estén vacías”

¿Sus primeras canciones? Las escribió con quince años y lo demás… Lo demás vino rodado. En 2017 sacó su primer disco y desde entonces no ha parado. Su carisma, su personalidad y su forma de componer lo han llevado a ser un imprescindible para cualquier playlist. “Trato de reflejar lo que siento y lo que veo en un estilo propio. No pretendo ser nada nuevo, pero sí algo único. Quiero llegar al público de una forma directa y muy personal”, nos dice.

Temas como “Mis abismos”, “Quiero abrazarte, cuando todo acabe” o “Trayectorias” son algunos de los más escuchados en Spotify. Y rodea el mes en el calendario, porque su gira comienza en octubre. “Tengo muchas ganas porque, además, ahora estamos viviendo un momento musical muy bueno. Cada vez hay más artistas que quieren hacer canciones que cuenten cosas y no estén vacías”, concluye.

Cariño

¿La música? Pues fíjate, nos vamos a ir a su definición tradicional, que significa el arte de organizar sensible y lógicamente una combinación coherente de sonidos y silencios respetando los principios fundamentales de la melodía, la armonía y el ritmo, mediante la intervención y exposición de emociones y sentimientos. Y eso es la música para nosotras”; nos cuentan las chicas de Cariño.

Se llaman Paola, María y Alicia y en febrero de 2018, nació Cariño. “Asaltamos a Alicia después de un concierto del grupo El Buen Hijo. Llevábamos los auriculares en la mano y quisimos enseñarle una grabación cutre de una canción hiper triste que habíamos compuesto esa misma tarde. Pero conseguimos que la cantara con nosotras”, confiesan entre sonrisas cómplices.

“La música es el arte de organizar sensible y lógicamente una combinación coherente de sonidos y silencios respetando los principios fundamentales de la melodía”

La Casa Azul, La Bien Querida, Mujeres, Perro, Juniper Moon, Papa Topo, Joe Crepúsculo, La Plata, Autoescuela, Sierra, Peaches, Nancy Sinatra, Tronco… Son algunos de sus referentes y eso ha hecho que, como resultado, su sonido sea un punk-pop burbujeante y explosivo con melodías chiclosas. ¿Sus letras? Adictivas. Y si no te lo crees, solo tienes que escuchar su último single, “Modo Avión”.

No obstante, cuando están a punto de dar comienzo un concierto… Tratan de no pensarlo mucho. “Es un truco para no ponernos muy nerviosas. Vamos al camerino a tomar algo, saltamos y escuchamos a Charlie XCX o los remixes de Daniel Daniel”, explican. Y si le preguntas por un momento célebre en su trayectoria, no lo dudan ni un segundo “El día que empezó todo y sacamos “Canción de Pop Amor” en Bandcamp”.

Leblanc

La música es algo muy complicado de definir… Es una manera de evadirse y hacerte sentir cosas que nunca podría expresar con palabras. También podríamos utilizar la metáfora de Ortega de la ventana, añadiendo algún componente que no terminamos de entender y que conecta con el corazón”, nos cuentan los chicos de Leblanc.

Leblanc es la nueva referencia de Trapicalia, un dúo madrileño formado por Juan y Gonzalo en el que dan cabida a todo su universo pop. “Todo comenzó con “Le Trip, luego le siguió “Hola Lú” o “Viaje en Globo”. Lo que hacemos son canciones versátiles, que ni tienen complejos ni quieren tenerlos”, explican.

Lo que hacemos son canciones versátiles, que ni tienen complejos ni quieren tenerlos”

Con unas melodías que enganchan desde el primer compás, estos madrileños tienen claro que, sobre el escenario, cada artista siente cosas diferentes. “Es un colocón de emociones. Sientes amor, conexión, nervios, felicidad… Sientes muchas cosas a la vez. Es increíble”, aseguran. Y si os preguntáis si cantan en la ducha, las almas de Leblanc, tienen versiones diferentes… “A Gonzalo le gusta cantar Johnny Cash, o hacer beatbox. Y la verdad es que yo suelo cantar en la ducha porque me ducho por las mañanas y voy bastante sobao”, confiesa Juan.  

Pero eso no es todo, porque con el lanzamiento de su nuevo disco, el dúo aprovecha para dar su visión sobre el panorama actual de la música. “Hay cosas buenas, y cosas que no lo son tanto. Pero es algo que ha pasado siempre. Sin embargo, ahora hay muchos grupos. Va a llegar una ola de música muy fuerte y eso es muy guay”.

Escribe un comentario