Cuidados del pelo en otoño, tips que necesitas para una melena top

Cuidados del pelo en otoño, tips que necesitas para una melena top

El otoño es una época de contrastes, los días son aún un poco cálidos, pero se contrarrestan con noches frescas o frías, viento y lluvia. Una situación meteorológica a la que se añaden los cambios de temperaturas entre los espacios cerrados y el aire libre. Por eso, los expertos nos cuentan cómo proteger del pelo de todos estos cambios para que luzca bonito y nos haga sentir bien.

1/ Cuidado personalizado

Cada melena tiene sus características y sus circunstancias, así que lo primordial para saber qué es lo que necesita es un diagnóstico certero para dar en la diana con el protocolo. “En nuestro salón contamos con varios tratamientos personalizados para cada necesidad y tipo de cabello gracias a los potenciadores recién mezclados para mejorar la nutrición, la hidratación o la protección del color. Además, disponemos de una herramienta que permite a los peluqueros eliminar las conjeturas sobre qué productos y servicios se adaptan mejor al tipo de pelo de cada cliente mediante un análisis de la fibra capilar a nivel molecular. La tecnología puntera permite que un sensor de infrarrojos cercano mida la calidad del estado interno del pelo y a partir de ahí creamos un protocolo a medida para esa persona”, señala Kílian Garrigós de SK Style Barcelona desde Barcelona.

2/ Hidratación

Aunque ya no sometamos al pelo al estrés del verano, la hidratación es la base para reforzar la fibra capilar y para que pueda enfrentarse a las temperaturas extremas del invierno. “Nutrir el pelo es imprescindible siempre, aún más si llevamos coloración, ya que ayuda a que el color se fije y no se vaya apagando. Pero también para evitar el tan temido encrespamiento, tanto si llevamos nuestro color natural o teñido. Además, cualquier corte que llevemos, por muy bonito que sea, no lucirá si el estado del pelo no es bueno. Hidratar y nutrir debe ser un ejercicio habitual, es un cuidado básico para mantener la salud de nuestro pelo, sobre todo ahora que abusamos de herramientas térmicas como secadores y planchas”, afirma M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera.

3/ Queratina

Si hay un tratamiento adecuado para la estación otoñal, este es la queratina, ya que combina protección y belleza – sobre todo, en otoño. “Este tratamiento crea una película alrededor de cada fibra que genera el efecto alisado, la principal causa por la que se solicita en los salones, aunque, además, aporta brillo y sedosidad a la melena mientras previene el crespo. La película de la que hablábamos antes también sirve como barrera entre nuestro pelo y los agentes externos como el viento, la humedad incluso la contaminación. Por todo ello, es para mí el protocolo estrella del otoño y el invierno”, asegura Felicitas Ordás de Felicitas Hair desde Mataró (Barcelona).

4/ Recuperar lo que es tuyo

Cada vez encontramos protocolos más sofisticados que consiguen mejorar de forma óptima y en poco tiempo el estado del pelo, y como en todo, es fundamental personalizar. “En nuestros salones utilizamos un servicio personalizado de cuidado muy innovador que devuelve a la fibra capilar sus propiedades perfectas y sanas similares a la del cabello natural. Además, combinado con el booster potenciador correspondiente como, por ejemplo, el hidratante, donde su principio activo es escualano, un hidrocarbono insaturado que mantiene la humedad natural del cabello, los efectos se potencian. Todo ello unido a la tecnología triple bonding que refuerza internamente los puentes del cabello junto a la tecnología C21 que reconstruye la cutícula externa del mismo”, aconseja Jose García de Jose García Peluqueros desde Pamplona.

5/ Desde el exterior

El pelo debemos cuidarlo y protegerlo desde dentro para proporcionarle todos los nutrientes que le harán más resistente y bonito a la vez. Sin embargo, también podemos recurrir a algunos hábitos para protegerlo externamente de forma puntual. “En otoño es frecuente pasar del frío extremo de la calle al calor intenso de las estufas o la calefacción, así como sufrir la acción deshidratante del viento y el encrespamiento de la humedad. Mi consejo para que las calamidades climatológicas afecten lo mínimo al pelo es utilizar sombreros o pañuelos para cubrirlo y protegerlo o bien hacernos una coleta, así evitaremos los enredos al mismo tiempo”, sugiere Gonzalo Zarauza, peluquero y asesor de imagen desde San Sebastián.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *