Ejercicios (más allá del running) que practicar al aire libre

Ejercicios (más allá del running) que practicar al aire libre

Buen tiempo, semanas de desescalada y un propósito común: mantenernos en formo. Y para todos los que ya os habéis sumado al movimiento fit (y para los que no) éstos son los ejercicios más allá del running que puedes practicar al aire libre.

Fue decirnos que podíamos salir a hacer ejercicio y, casi sin dudarlo, todos decidimos calzarnos las zapatillas de deporte (runners y no tan runners) y empezar a correr. Para muchos es una vía de escape más que necesaria, ya sienten que están recuperando su forma física y alcanzando “sus metas”. Para otros…, la motivación tan solo duró un par de días, muchas agujetas y algún que otro flato que les impedía mantener el ritmo. Para todos ellos, Metropolitan nos propone una serie de rutinas y ejercicios que practicar al aire libre antes de la vuelta al gimnasio que podrán complementar con sus clases online. Y para evitar lesiones, nada mejor que espaciar el ejercicio realizándolo de 3 a 4 veces por semana e incluir un día de descanso total y uno más de descanso activo, que implica realizar actividades ligeras para recuperar al ritmo antes de volver a la intensidad, como Stretching o yoga.

Caco

Si bien la estrella outdoor es el running, si todavía no tienes tanta resistencia pero quieres correr, este es tu método. Como su nombre indica, combina Caminar con Correr. Es un recurso ideal para ir ganando ritmo, ya sea en la situación actual de desconfinamiento, como naturalmente si nos queremos iniciar en el mundo del running. Alternar caminatas con momentos de mayor velocidad ayudará a que el cuerpo, músculos y articulaciones vayan adaptándose progresivamente a la práctica, evitando lesiones, por ejemplo. Dependiendo del nivel y la experiencia que tuviéramos antes podemos comenzar desde 4 minutos andando y 2 minutos corriendo, hasta terminar haciendo en una progresión de dos semanas 1 minuto andando y 4 minutos corriendo. Sesión tras sesión vamos restando minutos andando para sumárselos a correr.

Cuestas o escaleras

Aprovecha el entorno para practicar ejercicios de mayor intensidad. En lugar de caminar por el llano, elige caminos con cuestas pronunciadas o escaleras que puedas subir y bajar. Un trabajo perfecto para tonificar glúteos y cuádriceps, así como para muscular y tonificar las piernas.

Cuerdas de saltar

Saltar a la comba es un ejercicio muy completo ideal para hacer afuera si en tu casa no dispones de mucho espacio. Te aportará muchos beneficios que puedes aplicar en tus rutina deportivas: mejora la coordinación y la agilidad, mejora la capacidad cardiovascular o incluso puede servirte como calentamiento para ir subiendo las pulsaciones con tu entrenamiento posterior.

Sentadillas o zancadas

Para evitar que lleves elementos de casa y el contacto con elementos del exterior como bancos o el propio césped, se recomienda hacer en el exterior solo ejercicios en los que uses nada más que tu cuerpo, como las sentadillas y las zancadas. Estos ejercicios te harán trabajar los músculos de piernas y glúteos.

Cuando vuelvas a casa, podrás completarlo con una rutina corta guiada para el tren superior, con mancuernas, gomas u otros elementos que es más seguro utilizar dentro, así como abdominales o flexiones.

Patinar

Seguro que aún guardas un par de patines en casa y, sea solo o en compañía, será un buen momento para quitarles el polvo y volver a patinar, ¡es algo que no se olvida! Y que te ayudará a activar el tren interior. Eso sí, siempre que puedas equípate con rodilleras y con coderas y prueba primero a manejarte en una pista cerrada o en un terreno que sea lo más plano posible. El hacer “virtuosismos” es algo que podrás dejar para la siguiente fase.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *