Tratamiento

Aciertos (y errores) para cuidar tu manicura en casa

Del #fashiondrama de cómo retirar nuestra manicura semi permanente… Llega un nuevo capítulo para saber qué hacer (y qué no) con nuestra manicura convencional. Y que dure el máximo posible, claro.

ACIERTO. No utilizar agua en la manicura

Mojar las uñas y cutículas durante la manicura hará que tus uñas se expandan. Al aplicar el esmalte, no tendrán su tamaño real y es muy probable que posteriormente se astillen, destrozándose tu manicura.

ACIERTO. Utilizar top coat cada dos días

Aplica una fina capa de top coat para restaurar el brillo y re-estabilizar el pulido. Conseguirás una manicura más duradera.

ACIERTO. Utilizar guantes para lavar los platos y limpiar

La combinación de agua caliente con detergente no es la mejor para cuidar una manicura. Protege tus uñas con guantes de goma largos.

ERROR. Exponer las uñas a algunas comidas y especias

Algunos alimentos y especias de colores intensos como la remolacha o la cúrcuma manchan de manera natural todo con lo que entran en contacto, incluyendo las uñas. Trata de usar guantes siempre que cocines con estos ingredientes. 

ACIERTO. Usar aceite para cutículas

El uso habitual de un aceite para cutículas hidrata las cutículas secas y rotas fortalece las uñas y embellece tus manos. Solo necesitarás aplicar una gota en el crecimiento de la uña antes de ir a la cama para ver cómo mejoran tus cutículas y crecen uñas más sanas.

ACIERTO. Utilizar esmaltes de larga duración 

Si buscas un color duradero, prueba con aquellos esmaltes de larga duración en dos pasos sin necesidad de lámparas UV/Led. El sistema de dos pasos proporciona color y su top coat está especialmente formulado para una aplicación precisa y una fácil eliminación en casa.

ERROR. Arrancar el esmalte

Arrancar el esmalte descascarillado puede arrastrar capas de tu uña con él, dejándolas débiles y desgastadas en la punta. La recuperación natural de la uña desde la raíz a la punta dura hasta tres meses. Si te arrancas el esmalte, las uñas estarán dañadas de forma irreversible.

1/ Esmalte 523 not what it seams (13,95 €) + Top Coat (12,95 €), de Essie.

2/ Aceite Regenerador de cutículas, de Masglo (10 €).

3/ Un top coat Addict To Speed, de Deborah Lippmann (24 €).

Escribe un comentario