Cuerpo Tratamiento

La mejor arma anti envejecimiento no es una crema

Sí, has leído bien. El mejor aliado para lucir una cara radiante (y frenar el envejecimiento) no es un cosmético: es el yoga facial. ¿Quieres saber cómo empezar a practicarlo?

Piensa antes de fruncir el ceño porque el estrés puede provocar la pérdida de elasticidad y la mala circulación haciendo que en nuestra piel aparezcan arrugas y se pierda tono y luminosidad. Por eso, la mejor arma para combatir el envejecimiento es relajar los músculos. ¿Cómo conseguirlo? Con el yoga facial.

Y no lo decimos nosotras, sino el director del nuevo centro de medicinas naturales Sanis Natura, Juan Manuel Medina, y las especialistas en Yoga Pilar Caña y Cristina Caldeiro. Pero, ¿en qué consiste esta práctica? “Es una técnica actual basada en una serie de ejercicios para tonificar y relajar los músculos de la cara, cráneo y cuello. Así, se mantiene un tono muscular adecuado, se obtiene una mejor circulación y unos rasgos faciales más atenuados y relajados“, explican.

Se suele combinar con rodillo de jade y masaje Kobido, y para conseguir el mejor anti envejecimiento se pueden introducir técnicas de reflexología facial y puntos de acupuntura.

Y, ¿por qué funciona?

  • Al fortalecer los músculos faciales, los tensamos, y en consecuencia atenuamos los surcos y arrugas de la cara.
  • Al mejorar el riego sanguíneo se oxigenan y nutren los tejidos, por lo que se mejora el tono de la piel, su luminosidad y su calidad.
  • Si trabajas los músculos faciales, los rasgos se suavizan y desaparecen las tensiones en el entrecejo, la frente y la mandíbula.
  • Al incidir sobre los músculos, estamos incidiendo también sobre la piel.

 

Por qué debes practicarlo:

-La piel recupera su elasticidad, estará más luminosa, más oxigenada y más hidratada.

-Tendrás expresiones faciales más suaves y naturales.

-Retrasas el envejecimiento de los músculos.

-Disuelve tensiones faciales y craneales mitigando los dolores de cabeza, cuello y mandíbula producidos por exceso de tensión.

-Tonifica toda la musculatura facial, se genera más colágeno y los tejidos se oxigenan.

-Limpia las células y elimina impurezas. Efecto drenante.

Además, no solo conseguirás lucir tu mejor cara. También entrarás en un completo estado de relajación, y si no nos crees, pruébalo. Es tan sencillo que puedes practicarlo en tu casa y a cualquier hora del día, solo necesitas que un profesional te haya enseñado antes los ejercicios.

Escribe un comentario