‘No pintes la realidad, prepara una gran verdad’

Con la llegada de la Navidad, la solidaridad entre nosotros, los humanos, se incrementa. Para muchos, las fiestas significan luces por todas partes, regalos y olor a mazapán; unas fechas idílicas. Sin embargo, la magia no estará invitada a las casas de las familias que, por desgracia, están pasando un mal momento.