Usted está aquí: Inicio \ MODA \ Estilo \ Dolce & Gabbana

Dolce & Gabbana

Valora este artículo
(3 votos)

Esto es moda. Cada diseño, cada creación, es una obra de arte en sí misma. Deseada y deseable, hace que brille con luz propia cada espacio. Y fue esto, precisamente, lo que consiguieron con Pretonia – más allá de la iluminación de su fuente o su alfombra roja.

Yo estuve en la piazza Pretoria de Palermo. Fue en mayo de 2014. Tenía unos días de descanso en el departamento de comunicación donde trabaja por entonces y decidí marchar –por supuesto bien acompañado– a conocer la isla de Sicilia. Adoro a Italia, ya a estas alturas todos los que me leéis lo sabéis. Y del país de la moda era de los pocos rincones que me faltaban aún por conocer. Pero no la recordaba ahora así, ni a Palermo ni a Pretoria. Bonita, sí, pero no brillante y envuelta en lujo, en derroche de estilo o glamour. 

La colección que los diseñadores de Dolce & Gabbana presentaron el pasado mes de julio, “Alta Moda”, fue expuesta en la citada piazza donde volvieron a demostrar una vez más que manejan como nadie el maximalismo y que son capaces de levantar pasiones hasta incluso en aquellos que no confían en su firma.

Hay algo que están haciendo bien Domenico y Stefano. Y no me refiero a la clara y amplia estrategia “millenials” a la que la marca made in Italy ha recurrido en los últimos meses. Porque en realidad no les hace falta. El marketing se inventó para los mediocres, se creó para vender aquello que cuesta hacerlo, que no gusta a simple vista y como empujón publicitario para hacer números. Eso a Dolce & Gabbana les sobra. “Alta Moda” es sencillamente –no literal debido al majestuoso uso del barroquismo– sublime, tiene poder, tiene alma y tiene cuerpo. Lo tiene todo. Por eso no necesitan de mercadotecnia. 

El mensaje que lazan los creadores con cada propuesta es espectacular. Y esto es moda, señores, no hace falta engalanar plazas ni vestir a un pueblo para hacer soñar. Nos va a gustar sí o sí cada salida de la firma a la pasarela porque sus agujas confeccionan vestidos y trajes de ensueño. Cada diseño, cada creación “grita” cómprame por sí sola. Por eso me parecía que le faltaba algo a Pretoria cuando la recordé: no eran las luces de su fuente o la alfombra roja de la escalinata, eran vuestros diseños, ragazzi.

Modificado por última vez en Martes, 26 Septiembre 2017 17:03

Síguenos en...

Suscríbete a nuestra newsletter

Conectados...

Tenemos 29 visitantes y ningun miembro en Línea

Nuestros socios