Usted está aquí: Inicio \ MODA \ Estilo \ Christian Dior. Felices 70

Christian Dior. Felices 70

Valora este artículo
(2 votos)

París. Más concretamente en la Avenida Montaigne, entre el Sena y el regazo de los Campos Elíseos. En un día de los que se dice “típico parisino”, la moda de los 50 dió un giro de 360 grados llamado: Christian Dior. Y ahora, celebra su 70 aniversario.

Él es el maestro de los tejidos, el diseñador más emblemático de una Francia que rompía con las chaquetas cuadradas. Sí, hablamos de Christian Dior, aunque para los más fashionistas es y siempre será el creador de lo que se bautizó como New Look. Tal y como definía Carmel Snow –directora por aquel entonces de Harper’s Bazaar–, la puesta en escena, aquél 12 de febrero de 1947, de su primera colección: Corolle.

Esa misma con la que Dior conquistó el panorama de la moda, gracias a la creación de una nueva silueta femenina que desde hoy, y hasta el 8 de enero de 2018, se puede ver en la exposición “Christian Dior, Couture du rêve”, (Christian Dior, un sueño de costura) en el Museo de las Artes Decorativas de París (107 Rue de Rivoli).

La muestra está inspirada en el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles, donde se exhibirán vestidos llevados por la realeza, como Grace de Mónaco o la Princesa Diana, y otras celebrities como Charlize Theron o Jennifer Lawrence. Además, las prendas se extienden –nada más y nada menos–, en un espacio de 3.000 metros cuadrados, diseñado por la interiorista Nathalie Crinière.

Rara vez hemos visto una exhibición de estas características. Ésta hará historia”, cuenta Oliver Gabet, director del museo de Las Artes Decorativas de París.  Y es que aprovechando el llamamiento del 70 aniversario, se han dado cita los seis diseñadores que siguieron el legado de Christian Dior. Todos y cada uno de ellos con sus bohemias y revolucionarias creaciones.

 

Dior y “sus Diores”

Porque después de diez años en los que Christian Dior se había convertido en uno de los mayores iconos de Francia, llegó (en un fatídico 1957) el golpe con el que tuvimos que decirle adiós. En ese momento el mundo de la moda ya había cambiado: el bajo se había subido a 40 centímetros desde el suelo, las mujeres se atrevían con sus piernas y con la famosa “cintura de avispa”, que llegó a nuestro diccionario al mismo tiempo que nació la colección Corolle.

Así, ese mismo año, un nuevo giro vino con aquél “delfín de 21 años de edad”. Él era Yves Saint Laurent y así le definía Paris Match. El joven ayudante, que tras la repentina muerte de Christian Dior se convirtió en encargado y predecesor de la firma, desencajó los esquemas rígidos de la Maison con sus aires revolucionarios.

Tanto, que hasta le jugaron una mala pasada y en 1989 Gianfranco Ferré se ponía al frente de la Maison como director creativo. El milanés, descrito como “un gentleman de otra época”, se mantuvo durante ocho años como cabecera visible y concibió colecciones estilo dandi que jamás se olvidarán.  

Al igual que la nueva era que años después marcó John Galliano (1997-2011), quien toma las riendas, en el Gran Hotel de París, en el 50 aniversario de la firma. Él quiso actualizar el legado de Dior con suntuosos trajes de gala, corsés y, sobre todo, mucha mezcla de culturas. ¿Su trayectoria? Fueron más de diez años de éxitos en los que descubrió a Kate Moss con solo 16 años, pero en marzo de 2011, unas poco afortunadas declaraciones antisemitas del modisto en un bar parisino provocan su despido.

Un año más tarde fue nombrado director creativo Raf Simons, que ya había triunfado con Jil sander. Y apostó por un nuevo giro más modernista hasta que decidió continuar con su propia firma y abandonar después de tres años la Maison Dior. Sin embargo, “cuando se cierra una puerta, se abre una venta”. Y su último fichaje… rompió todos los moldes apostando por primera vez por una mujer. ¿Ella? Maria Grazia Chiuri –hasta el momento codirectora creativa de Valentino–, asumió la Alta Costura femenina de la Maison y es hoy una de las figuras más conmemorativas en la exposición del 70 aniversario.

Porque hemos vivido 70 años marcados por los hitos y logros creados por Maison francesa... Más allá de su aclamado New Look, la silueta Bar apostó por chaquetas de cintura estrecha pero con volumen en la cadera. El estampado de pata de gallo también fue una de sus apuestas, mientras trabajaba para Robert Piguet en 1938, y sobre todo las flores.

Una revolución que quiso trasladar a nuevas líneas de negocio, como fue la moda masculina bajo la etiqueta de Dior Homme, que en 2001 dio una nueva vuelta de tuerca (ya que hasta el momento era conocida por Dior Monsieur). Con la llegada de Hedi Slimane a la firma, surgió un “nuevo hombre” Slimane, que se caracteriza por una silueta slim y andrógina, muy ceñida al cuerpo y muy emparentada con la estética rock. Y sí, tal y como estás pensando, él fue el creador de la figura “Slim” tan aclamada hoy día.

 

Jennyfefr Lawrence con vestido de Dior en la gala de los Oscar.

 

Más que moda

Chistian Dior fue todo un visionario. Quiso hacer de la moda una filosofía de vida, un estilo, y ya en su primer desfile de 1947, con su colección Corolle, nos dejó claro su visión global al vaporizar el ambiente con su fragancia Miss Dior. Una carrera de hitos que siguió la realización del vestuario de Marlene Dietrich en la película de Hitchcock Pánico en la escena (1950) o el vestido de la princesa Margarita de Inglaterra en su 21 cumpleaños (1951).

Por supuesto, todo cambió cuando abrió en 1955 su primera tienda en Avenue Montaigne junto con, por aquél entonces, su joven y único asistente Yves Saint Laurent. Un imperio que en 1967 abrió nuevos caminos al presentar las líneas Ready-to-Wear y Baby Dior. Tres años más tarde se sumó la línea masculina Dior Monseur.

¿Su primera embajadora? Isabell Adjani como imagen de su fragancia Poison en 1985, a la que siguieron otros rostros como Gisele Bündchen, Gwyneth Paltrow, Sharon Stone o Rihanna. Pero entre todas las mujeres Dior, la más entrañable es Lady Di (a quién debe su nombre el bolso de Lady Dior), que fue un regalo de Bernadette Chirac en un acto oficial y tanto le gustó que decidió encargarlo en todos los colores, ¡de ahí su nombre!

Una trayectoria imparable a la que se suma El Museo Dior en Granville, el lugar de origen de Christian Dior, inaugurado en 1997. Y una pasión por el arte que quiso trasladar a sus campañas al rodar un nuevo spot de Miss Dior Chérie con Natalie Portman bajo la dirección de Sofia Coppola en 2011.

Porque Dior es más que que moda, en sus líneas de negocios suma fragancias, una potente investigación en tratamiento y cada temporada una colección de maquillaje que impregna con todo el colorido visto sobre la pasarela. Porque Dior aún no ha llegado a su fin, ¡felices 70! 

Modificado por última vez en Jueves, 31 Agosto 2017 11:24

Síguenos en...

Suscríbete a nuestra newsletter

Conectados...

Tenemos 72 visitantes y ningun miembro en Línea

Nuestros socios