Usted está aquí: Inicio \ BELLEZA \ Tratamiento \ Belleza orgánica

Belleza orgánica

Valora este artículo
(3 votos)

Nos gusta poner nombre a las cosas. Llamarlas, identificarlas e incluso crear una tribu social a la que sumarse. Y si tú también eres una organic victim no tardarás en darte cuenta que su filosofía de vida también llega hasta tu tocador.

Queríamos algo nuevo, algo sostenible. Y las nuevas formulaciones “eco” llegan al mercado (y a tu piel) defendiendo su pasión por lo natural y por todos los beneficios que nos puede aportar. No en vano, solo en el último año ha crecido un 6%, mientras que la cosmética convencional un 3,25%. “Actualmente el consumidor busca productos lo más puros posibles, sin ingredientes tóxicos y el máximo exponente son los productos naturales de ahí el éxito de este tipo de cosmética”, nos cuentan desde Freshly Cosmetics, firma española con un modelo de negocio completamente on line.

Pero, ¿cuál es la diferencia? Porque además de extraer lo mejor de la naturaleza para trasladarlo a nuestra piel –con formulaciones entre un 70% y un 90& de ingredientes orgánicos–, deja respirar nuestra piel. Y sí, para lograrlo elimina tóxicos, parabenos, derivados del petróleo, pesticidas, sulfatos, colorantes, siliconas, fragancias artificiales… “En los cosméticos, los parabenos imitan la acción de las hormonas femeninas e interfieren en el sistema endrocrino”, añade Mireia Trepat, CMO de Freshly Cosmetics.

Un debate que nos lleva a cuestionarnos cuál es la diferencia entre cosmética natural y ecológica. Porque si nos ceñimos estrictamente a la definición de cosmética natural encontraremos que es aquella formulada con ingredientes naturales. Pero rizamos el rizo y la cosmética ecológica suma la optimización de los recursos para su producción, con programas de comercio justo y certificaciones de procedencia.

Un juego eco beauty donde las normas abarcan desde su proceso de fabricación a la (posible) reutilización de sus envases. Porque si se trata de generar un ahorro en los recursos empleados, es de imaginar que en packaging también se utilizará papel reciclado o procedente de bosques sostenibles. Un esfuerzo que cuenta con el reconocimiento de sellos como EcoCert, que garantiza la transparencia en los cosméticos orgánicos; y CosmeBio, asociación que facilita los principios activos de origen orgánico, su transparencia y sostenibilidad.

 

1.- Serum Booster Go Organic, de + Farma Dorsch (48 €). Con células madre de Azafrán, Acido ascórbico estabilizado (ECOCERT®/COSMOS™), Vitamina C estabilizada y prebiótico natural.

2.- Phyto Pigments Illuminating Primer, de Juice Beauty (45 €). Primer formulado con pigmentos vegetales y alcanos de coco.

3.- SOS Instant Moisture+Radiance Hydra Mask, de Madara (35 €). Formulada con azúcares naturales hidratantes, ácido hialurónico, peonia del Norte, linaza y ortiga.

4.- Agua y Tierra, de Terai (34,90 €). Crema facial con aceites vegetales, extractos ayurvédicos y aceites esenciales.

5.- Calm Rose Hip Oil, de APoEM (25€). Aceite facial sin fragancia con aceite de Rosa Mosqueta Puro Quimiotipado. 

6.- Amazonian Saviour, de The Body Shop (11 €). Bálsamo multiusos con ingredientes 100% naturales.

7.- Agua Micelar Fresh Green, de Freshly Cosmetics (14 €). Con agua vegetal ecológica de aloe vera y manzana verde.

Modificado por última vez en Miércoles, 30 Agosto 2017 17:26

Síguenos en...

Suscríbete a nuestra newsletter

Conectados...

Tenemos 58 visitantes y ningun miembro en Línea

Nuestros socios