Usted está aquí: Inicio \ BELLEZA \ Maquillaje \ Bye, bye... Pepona

Bye, bye... Pepona

Valora este artículo
(15 votos)
Bye, bye... Pepona Look de maquillaje: MAC, colección Junio All About Orange.

El colorete es el toque final de un buen maquillaje. Es tu principal aliado para conseguir una buena cara, contorneada y saludable, pero también tu principal enemigo. Un “mal” colorete puede arruinar cualquier look. Pon atención a los siguientes consejos.

En primer lugar, hay que elegir el color del colorete y este debe ajustarse al tono de tu piel. Si tienes la piel clara con matices rosas, es decir, eres de tonos fríos, (rubia natural, ojos claros) necesitaras un colorete melocotón y deberás evitar el rosa, pues sólo resaltaras las rojeces. Pero si eres de piel clara con matices oliváceos (tonos cálidos), muévete en la gama de los rosas. Para pieles oscuras, puedes probar con tonos melocotones, anaranjados e incluso bronces.

Elegido el color, debemos decidir donde aplicarlo y eso dependerá, fundamentalmente, de la forma de tu cara y del efecto que quieras lograr.

El error más común a la hora de darnos el colorete, es aplicarlo con una brocha de tamaño demasiado grande, con las que es imposible controlar la zona donde aplicas el colorete, lo que lleva a acercarse demasiado a las aletas de la nariz y a las ojeras. Por tanto, es prioritario hacerse con una brocha mediana y biselada!

Lo fundamental para aplicar bien el colorete es identificar la manzana de nuestras mejillas. Para localizarla, sonríe ampliamente y verás que hay una parte de la mejilla que se abulta. ¡Ahí esta tu manzana!

Una vez localizada, y para lograr una imagen natural, aplica el colorete en tu manzana y difumina. Hacia donde difumines dependerá de la forma de tu cara. Si tu rostro es redondo, difumina hasta las sienes, pero si tu rostro es delgado, lleva el colorete a lo largo de los pómulos en línea recta hacia tus oídos.  Para un rostro estrecho, funciona muy bien aplicar el colorete en el centro de la mejilla y no moverlo de ahí (¿Os acordáis del colorete de Carry Bradsow en Sex and the City?). En una cara cuadrada, debes difuminar un poco hacia abajo para rellenar el hueco de tus mejillas.

Elegir la textura del colorete dependerá de tu tipo de piel. Si tu piel es grasa, evita las texturas en crema o mousse, pero si tu piel es seca, aprovecha a utilizarlas, con ellas darás un extra de luz y jugosidad a tus mejillas.

Por último. ¡Ojo con la cantidad! Un maquillaje de moda admite casi cualquier cosa, pero salir a la calle con cara de muñeca colombiana…¡NUNCA!

 

1.- Joues Contraste Rose Pétale, de Chanel (39,50 €).

2.- Pure Color Illuminating Powder Gelée Tease, de Estée Lauder (49 €).

3.- Sheer Color Cheek Tint, de Bobbi Brown. Tono Sheer Pink (29 €).

4.- DiorBlush Chérie Bow Edition, de Christian Dior (44 €).

5.- Powder Blush, de MAC. Honey Jasmine soft warm coral (22 €).

Modificado por última vez en Miércoles, 24 Abril 2013 10:01

Síguenos en...

Suscríbete a nuestra newsletter

Conectados...

Tenemos 36 visitantes y ningun miembro en Línea

Nuestros socios