MODA

Alexander McQueen: alta costura y sostenibilidad

La firma británica anuncia su nuevo proyecto: ayudar a jóvenes diseñadores a costear la materia prima de sus colecciones.

 En la actualidad, la moda es cada vez más consciente de la importancia de su papel en la sostenibilidad y cuidado del planeta. Cada vez es más común encontrar materiales reciclados o iniciativas solidarias en la industria. 

 Por ello, la implicación de Alexander McQueen, tras cumplir sus 10 años sin el creador, ha presentado esta original forma de aportar su grano de arena y ayudar a las jóvenes promesas de la moda. Desde los inicios de la marca ha utilizado todos sus materiales para investigar y diseñar las colecciones, almacenando el excedente íntegro. Todo este archivo de telas será el donado a estudiantes de moda de Reino Unido para sus diseños. De esta forma, se concilia el apoyo a los jóvenes emergentes y la oportunidad de dar una segunda vida a la materia. 

Entre los textiles donados aparecen colecciones tanto de mujer como de sobre de la última década. Además, hay que tener encuesta que la firma, en la actualidad perteneciente al Grupo Kering cuenta con firmas como Saint Laurent y Balenciaga.

Estos materiales de tan alta calidad normalmente son difíciles de conseguir y, además, suponen un esfuerzo económico importante para los estudiantes de moda. Esto, es algo que desde la firma conocen bien. Sarah Burton, directora creativa de McQueen recuerda a sus primeros pasos en el mundo de la moda. “Tuve mucha suerte porque cuando trabajé por primera vez en McQueen, Lee me ayudó a conseguir telas para mi colección final. Hoy es aún más difícil y en un momento en que todos sentimos que los recursos preciosos deben usarse adecuadamente”. 

 La creativa, ya estaba familiarizada con este tipo de propuestas desde que abrió un espacio para instalaciones, charlas, ilustración y talleres de estudio en la tienda Alexander McQueen en el 29 Bona Street durante enero de 2019. Este tipo de proyectos son inspiradores, aseguraba, y han abierto camino a esta nueva iniciativa. Para Burton este proyecto supone un impulso a sus interpelaciones entre los equipos de Alexander McQueen, las escuelas de moda y los estudiantes, que considera fundamentales. Para ella, fue una gran suerte contar con el apoyo de la marca desde sus inicios: “Lee me ayudó a conseguir telas para mi colección final. Hoy es aún más difícil y en un momento en que todos sentimos que los recursos preciosos deben usarse adecuadamente“, declaraba para otro medio. 

De nuevo, la moda de alta costura, impulsada por el Grupo Kering, se está reinventándose poco a poco buscando recursos para crear una industria más ética y responsable con el medio ambiente. 

Te puede interesar...

Escribe un comentario