Jean-Paul Gaultier: cinco razones para amarlo (todavía más)

Lo conoces, por su nombre y por ser el ‘Enfant terrible’. Jean-Paul Gaultier es un diseñador que deja huella; le pese a quien le pese. Lo amas, ¡no hay duda! Puede que por su iconicidad, por sus diseños, por su talento… ¡o por estas cinco razones!

Su formación

Puede que te extrañe, pero Gaultier nunca estudió diseño. Fue su abuela quien le introdujo en el mundo de la moda y comenzó su carrera enviando bocetos a los grandes diseñadores con taller en París de la época. Además, no es que fuera un acomodado con facilidades. Vivía en los suburbios de la ciudad del amor y La Luz. ¿Sus primeras prendas? Para su osito de peluche. Así y con solo 18 años consiguió impresionar a quien le contrató como ayudante, Pierre Cardin. Ahí empezó todo.

Tradiciones británicas

¿Las faldas escocesas para hombres en la alta costura? Obra suya. Aprovechando el espíritu rompedor de los 80, el diseñador las introdujo de forma sutil (pero eficaz).

Los Cannes

También ha sido el encargado de los vestuarios de muchas películas, entre ellas ‘La piel que habito’, de Almodóvar (peliculón) y eso le sirvió para tener una silla como jurado en los premios Cannes en el año 2012. Fue el primero en estar en esta posición. Todo un logro. 

Sus pinitos en el mundo de la música

Ya lo creo. A Gaultier, nada se le resistía, ni quiera la música. Por eso, probó con este hipnotizante videoclip en el que se puede apreciar a una jovencísima Naomia Campbell: How to do that (o Au tu du zat, con su acento francés). ¿Lo mejor? Que fue aclamado por los críticos. Aunque no continuó. 

El presentador

También tuvo presencia. Estuvo al frente del programa Eurotrash durante cuatro años. No obstante, tras su marcha, el programa siguió emitiéndose, aunque no con el mismo éxito. Lo mejor es la temática: conflictos sociales y políticos. ¡Toma ya!

 

Deja una respuesta