Gastro

Esta Navidad, ¿dónde reservamos?

Con amigos, con familia, con compañeros de trabajo. Se abre la veda a las cenas y comidas de Navidad. Los habrá que prefieran las reuniones más hogareñas, pero para todos los demás…, estos son los meeting point (gastro) en los que querrás reservar.

México en Madrid

Si esta Navidad buscas fajitas y nachos… Los sentimos, éste no es tu lugar. Es Iztac. Y aquí lo que se disfruta (y saborea) son las recetas más auténticas de la ciudad que vio crecer a Jorge Vázquez, su propietario y que le gusta saborear cuando visita México DF. Un espacio decorado por el estudio Free Hand de la mexicana Lourdes Treviño y presidido por los impactantes lienzos del artista Gabriel Moreno. ¿Entre sus platos? No puedes dejar de probar el cóctel de vieira, sus enfrijoladas o su plato más callejero: los esquites. Entre sus pescados, el popular mextlapique es uno de sus clásicos, al igual que el solomillo en coloradito para los más clásicos.

Iztac. Plaza de la República del Ecuador, 4

www.iztac.es

 

La familia crece

 

Y en esta ocasión, en el barrio de Justicia. Porque María y la Galleta continúa la saga “galletera” más foodie jamás contada con la cocina tradicional de su chef Cosmin Nucula. No te sorprenderá saber que en su carta destacan los postres caseros hechos con galleta (avisamos, no nos quisieron dar la receta de su tarta de mamá, así que tendremos que volver solo para tomarla) pero sí que algunos de sus platos más icónicos, como son las berenjenas rebozadas en galleta con pomodoro y pesto, la tortilla de patata con calamar en su tinta o los tacos de ternera marinada en hierbas andinas y mayo de ají amarillo. Y todo, con su particular estilo decorativo, que bien podría venir del Mercado de Las Pulgas en París.

María y la Galleta. c/ Barceló, 5

www.mariaylagalleta.com

 

El sabor de Italia

Para unos, las segundas partes nunca fueron buenas. ¿Para nosotros? Las mejores. Más aún cuando hablamos de la reapertura de Piú di Prima en Pintor Rosales. Y para ello, nada mejor que contar con su chef fundador: Stefano Franzin. Un espacio que nos da la bienvenida con un retrato de la impresionante Sophia Loren y con una carta donde no pueden faltar platos tan clásicos como la burrata della Puglia, el carpacciode ternera o las berenjenas alla parmigiana. Bien merece una mención a risotto al champagne con trufa blanca y su risotto a la tinta de sepia con carabinero, considerados unos de los mejores del mundo. Al igual que su selección de pastas, elaboradas de forma artesanal, o su selección de postres con algunas propuestas tan diferentes como su mojito en tres texturas.

Piú di Prima. Paseo del Pintor Rosales, 30

www.restaurantepiudiprima.com

 

¿Ganas de sushi?

Muchas. Más aún cuando hablamos de cocina fushion (y decoración bonita). ¿Nuestra propuesta? Nakama. La carta está diseñada “desde un profundo respeto por las materias primas, buscando siempre la máxima calidad y la excelencia, según explican los propietarios Roberto Martínez y Fernando Pages, con 15 años de experiencia en el negocio del sushi. “El sushi tradicional juega a combinarse con lo mediterráneo y El Caribe, dando lugar a ceviches de pez espada con salsa de guayaba y aguacate, tempura de boquerones en miso blanco o, ya fuera de carta y sujeto a disponibilidad, gyozas de rabo de toro”, explica Roberto Martínez. Una carta a la que puedes añadir su selección de vinos (y sales), junto con sus 18 propuestas de cócteles creada por Sergio Bermejo, con una barra abierta hasta las 2 de la mañana.

Esta fusión está también presente en la carta de vinos, cuya intención es lograr un maridaje ideal con los platos sin dejar de lado su carácter ibérico, con enseñas como las denominaciones de origen Toro, Valdeorras y Terra Alta. No pueden faltar los sakes, que desde los sparkling sake, populares entre los jóvenes, hasta los sakes de corte serio y tradicional, acompañan a los vinos en la carta de bebidas.

Nakama Restaurante. c/ Sagasta, 23

www.nakamasushibar.com

 

De la huerta, a la mesa

Es el lema de Roostiq y el que le ha hecho, un año después de su apertura, consolidarse como uno de los  restaurantes de finca referentes de la capital. De su finca de 150 hectáreas en Ávila, llegan cada día las hortalizas, pollos de corral y cerdos de bellota con los que se elaboran los platos según la temporada y esta Navidad no hay un restaurante mejor en Madrid para degustar productos de calidad a un precio tan delicioso. Además, el ya emblemático restaurante de cocina de productor ubicado en el corazón de Chueca, venderá sus capones solidarios a partir del 26 de noviembre por si quieres hacer la fiesta en casa. Los fondos recaudados se destinarán íntegramente a las ONG Mensajeros de la Paz y Fundación Aladina.

Roostiq. c/ Augusto Figueroa, 47

www.roostiqmadrid.com

Escribe un comentario