10 minutos (y un café) con Francesc Corbera

Es El Jefe. En su último corto, pero también sobre las olas cada vez que tiene ocasión y ante nuevos retos. ¿Un café? Por supuesto. Y esto es lo que descubrimos.

Largo, en vaso grande, aguado y con poca leche”.Y en una terracita siempre que el tiempo lo permita, por supuesto. No podríamos negar que es un lujo compartir café (y confidencias) con Francesc Corbera. Él, que a los 29 años descubrió que lo suyo era ser actor por vocación, para mí fue un proyecto en el que quise implicarme a fondo y hacerlo bien”.Decidió formarse junto a los mejores maestros y apostar por un tipo de interpretación que se alejaba de lo convencionalcosa que me permitió acabar trabajando con gente como Alba Flores, Javier Godino, Francisco Olmo o Lorena Bayonas y mas compañeros a los que admiro muchísimo”.

He tenido una vocación artística, siempre  nos cuenta Francesc–.Yo venía de la producción musical, estaba en la producción audiovisual y el paso que esperaba era ser director. Hoy pienso: qué perdido estaba. No lo descarto en un futuro, pero no me veo. Para mí ser actor es vocacional, es mi lugar.

Hace poco subiste una foto en Instagram donde decía que curiosamente cuando he dejado de preocuparme por lo que va a pasar, he empezado a disfrutar realmente de lo que está pasando”. ¿Qué está pasando?

Estoy en un momento en el que El Jefe, el último cortometraje que he hecho, me está dando muchas alegrías y estoy aprendiendo a disfrutar de un proceso que yo solía vivir de una manera tormentosa. Porque estoy haciendo muchas pruebas, para muchas series, y los castings son muy duros. Es una etapa en la que estoy aprendiendo a valorar los resultados que se están cosechando. Y yo, internamente como actor, siento que estoy eclosionando. Porque un actor nunca deja de formarse, pero después de hacer Antígona, hace cosa ya más de unaño y mediohe sentido que desde entoncesestánaciendo el actor que quiero llegar a ser.

© Cuco Cuervo.

Hace muchos años hacías esgrima, pero también practicas surf y, en general, se te dan bien todos los deportes. ¿Hay algo que se te resista?

Yo he sido muy deportista, siempre, de pequeño jugaba al tenis y estaba federadoEra muy bueno jugando, pero perdía todos los partidos porque no tenía un buen saque y sentía que se me daba fatal. Pera el deporte es muy importante de mi vida y la mentalidad deportiva me está ayudando mucho en la carrera de actor.

Te hemos visto junto a John Kortajarena, Alba FloresCon amigos así, será complicado aburrirse

Pues yo me aburro muchas veces, no te creas (risas). Hay días en los que miro el móvil como si me fuera a solucionar la vida y otros en los que no paro. Es verdad que Alba yo hemos compartidomuchas cosasy somos amigos desde hace muchos años, pero yo soy un tipo sencillo, me lo paso bien con gente cercana con la que puedo compartir unas cañas en la calle. No necesito mucho más. Aunque compartir experiencias como aquél viaje en el que coincidí en Estados Unidos con John siempre va a ser inolvidable.

De hecho, este año hice un “Ramadán” durante un mes en el que me quité el móvil, el alcohol, solo iba a crossfit y no salí ningún fin de semana. Quise re contactar espiritualmente conmigo y me ha sentado de maravilla. Se lo recomiendo a todo el mundo, sobre todo el desconectar del teléfono y las redes sociales. 

© Cuco Cuervo.

Ahora se habla mucho de los eneatipos, sobre todo en el mundo de la interpretación, ¿con cuál te sientes más identificado? ¿Quién sería el Francesc sin máscaras?

Creo que no te voy a dar una respuesta que te va a satisfacerEs una herramienta tan potente y yo le tengo tanto respeto, que ciertamente estoy bastante en contra de cómo se banaliza. Saber el carácter que tiene uno es muy difícil, es complejo. No te puedo decir cuál soy yo porque, no lo sé. Según el momento de tu vida en el que te encuentres puedes ser un número u otro, completamente diferentes. Pero para los actores es un buen mapa para conocer los distintos tipos de personalidad y nos sirve como guía.

 

Si pudieras volver a vivir un momento de tu vida en modo reproducción continua”, ¿cuál sería?

Creo que está por venirPero si tuviera que elegir alguno de los que he vivido, sería alguna de las olas que he cogido. Es una experiencia brutal. Una ola es un centro de energía, lo que sientes ahí no puede existir en ninguna otra parte del mundo, es increíble. Y no tiene que ser muy grande, sino potente, que la cojas bien y que te transmita “esa” sensación.

El surf es un deporte muy misterioso, muy interesante. Y para mí tiene mucho que ver con la interpretación. Las olas son un centro energético muy potente, donde el agua se está moviendo y se levanta al romper contra las rocas o la arena. Cuando estás ahí, en medio de la naturaleza, y tu ego tiene muy poco que decir porque cuando el mar está picado da miedo, se genera un vínculo muy misterioso. Haciendo surf puedes llegar a tener una experiencia muy espiritual y la interpretación para mí es algo espiritual. Quizá parezca no tener conexión, pero para mí sí hay un punto en común. Sobre todo, para el tipo de actor que a mí me gusta ser.

El surf es un deporte muy misterioso, muy interesante. Y para mí tiene mucho que ver con la interpretación”

Y ese tipo de actor es

A mí me gusta una interpretación en la que hay mucho más que aprender unas frases o jugar a hacer algo. Es ser capaz de entrar en un canal de energía que es ajeno a ti. Es muy difícil, uno no lo consigue todos los días. Un referente sería Javier Bardem. Y es lo que me interesa, una experiencia artística-espiritual, que está más relacionada con el misterio que con aquello que uno controla

En tu carrera profesional has presentado un programa de TV, has hecho cortos, series…, ¿con qué te sientes más identificado?

Con lo que estoy empezando a hacer ahora como actor. En El Jefe he tenido la oportunidad de soltarme, de arriesgar. Es un personaje muy antagónico en un corto que empieza con un tono intimista de película, da un giro y se convierte en un estilo de comedia casi histriónico, de repente entra en un modo de thriller absoluto que parece una película de terror y termina en una mezcla de todo y nada. Esto es investigación. Y como actor, una variedad tan amplia de registro en un formato tan pequeño es difícil de hacer.

Seamos amaneceres, leíamos en otra foto de tu perfil de Instagram. ¿Qué nuevos proyectos te esperan?

No sé lo que voy a hacer, pero sé que este año por el volumen de movimiento que he tenido vienen buenos amaneceres, pero todavía no sé cuáles serán. Pero eso lo dije porque esa foto (que en realidad es un atardecer) la hice en una playa en la que me gusta mucho ir a surfear. En ese momento me llamó una persona con la que después estuve saliendo un tiempo y, cuando acabó todo, la echaba mucho de menosPara mi es una manera de decir que siempre sobrevivimos y que donde hubo algo bueno y algo bonito, merecerá la pena recordarlo y honrarlo.

Deja un comentario