Following por la moda sostenible

La moda sostenible tiene un nuevo escenario, y ese es Instagram. El cómo y el dónde, importan – y ahora más que nunca.

Nos pasamos el día en Instagram: buscando inspiración para nuestros looks, descubriendo nuevos lugares, viendo las fotos de nuestras instragramers favoritas, e incluso stalkeando a nuestros amigos –¡y desconocidos! Sin embargo, ahora hay algo que nos aparece una y otra vez: la moda sostenible, una tendencia atemporal.

Porque sabemos que estar guapa, ser una fashion victm, o tener mucho estilo ya no define exclusivamente este mundo que tanto nos gusta. En la industria las cosas están cambiando. La parte estética no es solo el único objetivo y lo que esconde cada prenda que lucimos – o que guardamos en nuestro armario – se ha convertido en una de las mayores preocupaciones de los compradores (y también de los diseñadores).

El coste medioambiental que supone confeccionar una blusa, las condiciones en las que lo hacen, así como su procedencia, influye cada vez más en la decisión de si comprar o no hacerlo. Y desde que se corrió la voz sobre los problemas éticos y ambientales que genera la industria de la moda, existe una comunidad, cada vez mayor, de diseñadores e influencers que destacan entre los apasionados que quieren redefinir el mundo de la moda. Su misión es mostrarle al mundo que la moda puede ser ética y respetuosa con el medio ambiente gracias al diseño de marcas de slow fashion. Su lema es «verse bien mientras se hace el bien».

Según ha dicho The Business of Fashion en suinforme anual junto a McKinsey & Company’s, necesitamos “un urgente despertar de la industria de la moda”, un cambio estructural definitivo y mucha conciencia medioambiental. Las pequeñas marcas y los nuevos talentos emergentes para el diseño exhiben y cuentan su trabajo en Instagram. El marcado cada vez es más visual, y estas marcas lo saben bien.

Souf

Souf es una marca que elabora carteras con madera reciclada y piedras nobles. Su fundadora, Sofía Ávila, estudió Diseño de Accesorios en Parsons, Nueva York. Aunque su verdadera inspiración nace en las fincas de café que heredó de sus padres.

Esta diseñadora se preguntaba qué podía hacer con la madera del café sobrante una vez había que recogerlo. El mundo de la moda siempre había sido un tema pendiente para ella, y por eso, pensó que la madera reciclada podría encajar en la creación de sus accesorios. Sin embargo, no tardó mucho en darse cuenta de que la madera de los troncos de café era insuficiente. No obstante, eso fue el principio de todo. Pronto encontró una solución que perseguía sus valores, y ahora, esta diseñadora es famosa por crear piezas únicas y sostenibles que son la joya de cualquier look.

Elisa Pomar

Muchas veces, menos no siempre es más. El exceso está de moda y la joyería ibicenca reclama su papel protagonista para subir el nivel de cualquier look en cualquier ocasión.

Elisa Polmar se atreve con una etapa mucho más creativa – y también íntima– en la que crea accesorios de lujo con materiales nobles como el oro, la plata, las piedras y ahora, también las perlas. Efectuadas de manera artesanal y con grandes influencias del flamenco, las joyas de esta diseñadora nos trasladan de las playas de Ibiza a otros destinos como México, Italia o los Emiratos Árabes.

Todo un lujo XXXL.

Herida de Gato

Son la pareja más tándem de Instagram (posiblemente porque se conocieron en una). Pero María y Jacobo, fundadores de la marca, no han parado desde el comienzo de su aventura en 2013. ¿Su objetivo? Adoptar todo lo bueno de la moda al siglo XXI. Para ello, trabajan codo con codo. María se encarga de los patrones y Jacobo de las redes sociales. Así, desfilaron en 2013 en la pasarela Samsung Ego durante la semana de la moda de Madrid. María siempre tarareaba una canción de lomÖnaco que dice ‘herida de gato’. Como a Jacobo le hacía mucha gracia, decidieron que si algún día creaban su propia marca, llevaría ese nombre.

Hupit

El nombre de la firma viene de las siglas de Hurry Up Please It’s Time!, verso que aparecen en el poema  The Waste Land, de T. S. Eliot. El mensaje que pretende lanzar su fundadora Marisol Estellés es claro, directo y rotundo: queda poco tiempo, y es el momento de pasar a la acción. Tras haberse formado en la escuela de moda Parsons en Nueva York, y después de haber formado parte de los equipos de diseño de J. Crew y Víctor Alfaro, esta valenciana decide volver a casa para lanzarse en un proyecto personal, el cual se basa pilares como la ecología, la sostenibilidad, la salud y el rechazo al sufrimiento animal (cruelty-free). Además, Hupit se enriquece y trabaja sobre una colección permanente. Otra forma de hacer moda es posible.

Bakari

Están hechos a mano, fabricados en España, y destacan por su minimalismo y detalles arquitectónicos. Su fundadora Carmen López fusiona artesanía y vanguardismo para crear auténticas obras de arte que nos han conquistado a todas – y en especial a Emma Watson y Anne Hathaway. Así, Bakari insiste en su compromiso y respeto por medio ambiente Los bolsos emplean materiales como la madera de nogal de reforestación responsable y la línea de joyería está confeccionada con piezas 100% recicladas y plata ecosilver. Su producción se basa en la tendencia upcycling y trabajan con una política de residuo 0. Además, el 3% de sus ventas se destina a Coni, una asociación especializada en cooperar para el desarrollo de las comunidades indígenas de Guatemala.

Te puede interesar...

Deja un comentario