La magia de España en 5 lugares

No hace falta que planees viajes exóticos, alejados – ¡y muy caros!–, si lo que buscas es algo de magia. Porque alerta spoiler: nuestro país tiene los paisajes de película que buscas.

Porque además, esos destinos de catorce horas de vuelo causan jet lag, y tienen unos efectos horribles (aunque sabemos cómo combatirlos). No obstante, debes saber que España es uno de los territorios más bonitos, románticos – y sí, mágicos– del mundo. Y estos lugares lo certifican.

Playa de las Catedrales, Galicia

El verano se acaba, pero sigue haciendo mucho calor. Y es muy fácil sentirse pequeño en la Playa de las Catedrales de Lugo. El viento y el mar han esculpido a lo largo de los siglos acantilados de más de 32 metros. Todo un espectáculo digno de ver… y de disfrutar. ¿Nuestro consejo? Espera a que baje la marea y pasea entre sus arcos y bóvedas. Oarece que fueron tallados por los gigantes, como Goliat. Y si sube la marea, siempre podréis disfrutarlo desde los miradores.

Las Médulas, El Bierzo

Si eres de las que le va las arenas rojizas, los picos y las formaciones de roca roja que sobresalen entre castaños y robles, esta parada es la tuya. Las Médulas son un monumento natural moldeado por los romanos. Antiguamente era una explotación de oro a cielo abierto. Pasear por aquí es adentrarse en otro mundo para que las pupilas se dilaten y absorban todo lo que el paisaje puede ofrecer. ¡Te sentirás como en el Cañón de Colorado, pero en España!

Además, son Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y uno de los parques culturales más increíbles que tiene nuestro país. ¿Nuestro consejo? Subir al mirador de Orellán. La vista es panorámica.

Las Cuevas del Drach, Mallorca

¿Alguien ha dicho Juego de Tronos? Porque es como entrar en una cueva de dragones. La Luz natural siempre es tenue y las gotas de agua resbalan por las estalactitas hasta un lago interior. Mallorca son muchos más que ensaimadas y este rincón cuenta con cuatro grandes cuevas cerca de Manacor de más de 2’4 km de largo que llegan hasta 25 metros bajo tierra –¡casi ná! En su interior se oculta un gran lago subterráneo junto al que se puede oír música clásica en directo… Más bonito y romántico imposible.

Playa de Gulpiyuri, Asturias

Asturias… El turismo de masas ya se ha dado cuenta de lo bonita que eres… Aunque no por eso deja de ser mágica y esta playa es la prueba de ello. Es la única situada tierra adentro del mundo. ¿Nuestro consejo? Si de verdad quieres enamorarte, ven al amanecer. No te arrepentirás. ¿Lo malo? La profundidad no es suficiente para bañarse.

Monasterio de Piedra, Zaragoza

Relájate en el Parque Natural del Monasterio de Piedra, perfecto para los retiros espirituales. Es una sinfonía de agua, luz y vegetación que se entremezclan a la perfección para dar lugar a uno de los rincones con más magia de España. La corriente del río Piedra ha modelado la roca a su paso formando lagos, grutas y cascadas como el Lago del Espejo o la Gruta Iris, que te dejará con el corazón en un puño. Eso sí, una vez pongas el pie allí, ¡fuera móviles!

Te puede interesar...

Deja un comentario