Desayunar a lo grande – ¡y cómo una reina!

El desayuno es la comida más importante del día. Hay que comer mucho, ¡y bien! Y estas cafeterías son ideales para ir a desayunar.

Mür Café

En Mür Café te sentirás como la protagonista de alguna película inglesa, gracias a sus sillones de cuero y sus mesitas junto a la ventana. Son ideales para contemplar la lluvia en un día gélido (o para resguardarte del sol en un día de verano). Es un lugar encantador, romántico, y muy original: e ideal para desayunar.

¿Qué has de probar? Sin ninguna duda, la tarta de zanahoria y de manzana. Sus cafés son uno de los mejores de la ciudad (palabra de amante del café).

Dirección: Plaza Cristino Martos, 2.

Lolina Vintage Café

Lolina Vintage Café es un bar y cafetería del barrio de Malasaña, decorado como en los años 60. Lo tiene todo: el papel pintado en las paredes, las lámparas antiguas, los sillones «de la abuela»… Es un establecimiento muy acogedor donde, por las mañanas, podrás tomar desayunos y comidas deliciosas y, por la tarde o noche, se convierte en un bar de copas ideal (¡y diferente!) para disfrutar de las noches en Madrid.

Dirección: Calle del Espíritu Santo, 9.

The Doger Café

¿Desayunar rodeada de perros? ¡Sí, urbanita! The Doger Café es uno de los sitios más originales (¡cools!) para desayunar en Madrid. Es una cafetería que colabora con protectoras de animales. Lo malo es que tiene un aforo muy limitado de 20 personas (te tocará madrugar). Pero puedes jugar con los cachorros y sí… Adoptar a alguno si te enamoras.

¿Qué has de probar? Los brownies.

Dirección: Calle los Mesejo, 14.

Vailima

Vailima cuenta con una amplia carta de tés e infusiones. Proponen más de 50 variedades de tés distintos entre los que podréis encontrar desde té rooibos hasta blanco. ¿Lo mejor? Su repostería francesa. Son expertos.

Té (o café) con bagels, macarons, croissants… Y todo ello, rodeada de una decoración francesa, romántica y muy acogedora.

Dirección: Calle Salustiano Olózaga, 18.

Te puede interesar...

Deja un comentario