Actualidad

Un Roadtrip frente al mar: de playa en playa

Porque el verano significa vacaciones, y si lo que quieres es marcarte un roadtrip (un viaje por carretera), pero no quieres pasar calor… Lo ideal es hacerlo frente al mar.

Y tenemos el destino que necesitas. Uno, porque está cerquita; y dos, porque es el lugar idílico para desconectar. ¿Y cuál es? La costa del Algarve (Portugal).

Todo depende de como seas, pero si eres de los que disfruta con lugares remotos, la Praia de la Balança y la Praia de la Boneca son dos paradas obligatorias. Se accede a ella a través de un paisaje campestre y virgen de Ponta da Piedade. Es una belleza indómita en la que respirar aire fresco y apagar el móvil. Aunque si quieres dártelas de influencer, sus cuevas marinas y sus rocas salientes, cobijadas por un manto de agua verdosa, son auténticos imanes de likes.

© Praia da Boneca, Lagos, Portugal.

Continúa hasta la famosa Praia de Dona Ana. Está considerada como una de las playas más bellas de la región. Alrededor de ella podrás apreciar sus castillos rocosos naturales. ¿Lo malo? También es un imán, pero de gente. Así que, puede que la mejor opción para tomar el sol con tranquilidad sea bajar 200 escalones que separan de otro paraíso en la tierra.

© Praia de Dona Ana.

En la Praia de Três Irmãos podrás bajar, atenta; ¡por un ascensor escondido entre las rocas! Y podrás comer con el mar en los pies en un restaurante incrustado en el mismo acantilado. Un plan de película.

© Praia De Três Irmãos.

Continúa hasta Praia da Rocha. Esta podría ser la imagen perfecta para promocionar la belleza de la zona. Es más, la Belle Époque hace de esta gran cantidad de playas de arenas blancas uno de los destinos más célebres del litoral portugués. Del blanco pasamos al rojo, con la Praia do Alemão, de aguas turquesas y acantilados rojizos, más pequeña y con rincones en los que esconderse.

© Praia da Rocha.

La Praia Benagil es un paraíso resguardado y coqueto para continuar hasta la urbana Praia do Carvoeiro, donde se podrán observar embarcaciones de madera y a los pescadores preparar sus enseres de faena tras un día tras otro de sol. Y no mucho más lejos, te espera la última parada de tu viaje, la Praia dos Caneiros. Un lugar bonito, tranquilo y de intensos colores made in Algarve, con ese característico pantone azul y verde.

© Praia dos Caneiros.

Escribe un comentario