La moda llega a la MBFW Madrid. Así ha sido el primer día

La 70a edición ya ha comenzado y la moda, el talento y el arte de estos diseñadores se ha materializado en forma de feminidad, elegancia e incluso locura.

Ailanto

La firma Ailanto nos propone un viaje desde las pinturas de las naturalezas muertas del siglo XVIII hasta los océanos del siglo XXI.

Su puesta en escena es curiosa. Ambos diseñadores quieren destacar la estética del mar y reivindican la conservación de los mismos con grandes conchas y collares de perlas de plástico reciclado. Los motivos marinos son la base de la imagen de la casa. Siempre sutil, elegante y muy romántico.

Creemos que es importante que los los reyes la costura tomen conciencia (y sobre todo, postura) a la hora de producir sus nuevas colecciones. Por lo que, esto deja muy bien a la casa. 

Es una propuesta que nos hace querer convertirnos en Waterlover.

Andrés Sardá 

La firma Andrés Sardá ha presentado la primera colección resort de la edición. 

El desfile da comienzo con varias propuestas inocentes y muy cutes que se llenan de transparencias, muselinas, tules y colores rosados. A su vez, contrasta con otras propuestas mucho más sexys con colores potentes y apasionantes como el rojo. Existe una dualidad, son las dos caras de la moneda. En realidad, cuatro. Las localizaciones van cambiando, los estilos, los ritmos y los tipos de mujer. Hay espacio para todas.

Andrés Sardá finaliza el desfile con un vestido de cola de gran envergadura, compuesto únicamente por capas de tul amarillo, rosa y verde esmeralda.

Ángel Schlesser

La inspiración nace su visión sobre las mujeres: una mujer, pienso en una mujer del día a día: urbana y diurna. La sastrería se corona como estrella de la pasarela. Rabaneda introduce patrones íntegramente masculinos en los armarios femeninos. Las mujeres se sienten empoderadas, fuertes y capaces de cualquier cosa.

Llevado a una estética un poco más urbana, Rabaneda prepara a la mujer para su día a día, y ensalza a la mujer y la elegantiza haciendo de un diseño arquitectónico, limpio y depurado, una verdadera obra de arte minimalista. Sigue siendo sensible, sofisticada, pero ahora la mujer Schlesser también es urbana – y está prepara para todo.

Brian&Beast

La escena es sencillo (aunque un tanto caótica). Los personajes se pasean por la pasarela con una estética original y un tanto rocambolesca. Podemos distinguir desde una ingenua princesa coronada con merchandising de comida rápida hasta un rey de naipes con guantes de fregar.

Al igual que un personaje de cine, cada look es inigualable y se consigue justificar. La locura de este diseñador cuenta con grandes embajadores, como Eduardo Navarrete o el periodista de moda de RTVE Rafa Muñoz.

Dolores Cortés

Las referencias artísticas en el mundo de la moda ya son algo universal. Matisse es su inspiración y gracias a su pasión por lo pictórico y lo textil, la diseñadora Dolores Cortés presenta una pasarela llena de colores y de armonías que homenajean a las diferentes culturas ancestrales y primitivas.

La diseñadora representa un universo gráfico-ornamental que apuesta por un estilo nómada, fresco y sofisticado al mismo tiempo.

Juan Vidal

El diseñador profundiza en el concepto de belleza y quizás en sus orígenes más profundos. Roma se convierte en su escenario y propone un recorrido bello que roza el espiritualismo. Su belleza clásica, proveniente de las romanas (e italianas) pasa por el Renacimiento y los años dorados de Cinecitá.

Deja un comentario