Balmain & Swarovski, maestros del espectáculo

La moda se vuelve arte cuando se sube a una pasarela. Y Oliver Rousteing, director creativo de Balmain, así lo demuestra. La nueva colección Primavera Verano 2019 Haute Couture cuenta con un componente muy especial: más de 1 millón de cristales Swarovski que la han convertido en todo un espectáculo.

Minivestidos, pantalones y tops; todos y cada uno de ellos embellecidos con la sinuosidad de las piedras de Swarovski. Así ha sido la nueva colección de Balmain, toda una exhibición digna de la alta costura.

Diversos estilos muestran la maestría de la firma francesa. Entre sus propuestas más exuberantes destaca un traje de chaqueta totalmente cristalizado, otro corto cubierto de perlas y dos conjuntos futuristas –y colores pastel–, con la espalda al descubierto. Aunque tampoco podemos apartar la mirada de las joyas, ni de los sombreros con cuentas brillantes. ¿Su complemento estrella? Los bolsos; completamente trasparentes, muy poco íntimos.

Un traje de chaqueta totalmente cristalizado, otro corto cubierto de perlas y dos conjuntos futuristas con la espalda al descubierto

Las perlas de cristal de Swarovski brillan y acompasan ese toque de sofisticación que tanto caracteriza a Balmain. Cada una de las perlas posee un núcleo de cristal único. Algunas de ellas son de vidrio e integran la esencia auténtica y de textura sedosa. Su temperatura se regula al entrar en contacto con la piel.

«La Alta Costura sigue siendo tan exclusiva hoy como siempre lo ha sido, un lujo que va más allá del alcance de la mayoría. La colección de hoy se basa en más de un millón de perlas de cristal de Swarovski, piedras y cuentas para los bordados y adornos intrincados. Sé que Balmain podrá aprender de estas técnicas, lecciones e innovaciones. Esa es la gran fortaleza y la increíble herencia de la alta costura”, afirmaba Routeing.

Olivier Theyskens in Balmain Couture Runway.

Balmain y Swarovski demuestran, una vez más, que son maestros a la hora de hablar de elegancia, moda y espectáculo. Así, triunfan en la Semana de la Moda de París con esta nueva colección. Esta unión ha supuesto un ascenso (si todavía es posible) en la pirámide de la excelencia del diseño. No obstante, no es la primera vez que la casa de joyas colabora con la firma. La primera vez fue en 1940, y desde entonces, no ha parado de suministrarle piedras.

De lo que no hay duda es que Balmain sigue honrando el legado del “arquitecto de la moda”, porque como diría el mismísimo Pierre Balmain: “La creación de moda es arquitectura en movimiento”.

Deja un comentario