Millennials, cuando el “sí” no es lo que era

¿O quizá sí? Porque cuando la única regla es que no hay reglas, en ocasiones el recuperar las tradiciones es parte de su esencia. Coge papel y boli porque si ya tienes grabado a fuego tu día B en la agenda, estos son los imprescindibles que no querrás perder de vista.

Siempre, con tus amigas

Porque ellas te conocen, saben qué es lo que necesitas – y cuándo lo necesitas. ¿Cómo no tenerlas siempre cerca? Ya sabemos que junto a ellas las risas (y las confidencias) están más que aseguradas, pero quizá lo que no sabes es que ahora el celebrar que eres la novia tiene nombre: y se llama bridal party. ¿Cuándo hacerlo? La noche anterior al gran día. Será una buena oportunidad para estar todas juntas y, lo más importante, ¡calmar los nervios!

Rompe las reglas

Tu vestido podrá ser blanco… o no. Quizá un detalle en otro color –o unos zapatos diferentes como los Hangisi Azul Klein deManolo Blahnik–, sea todo lo que necesites para hacer de “ese” estilismo todo un lookazo. Somos fans de las creaciones de Helena Mareque, aunque no perdemos la pista a Clara Brea o a Inuñez (solo apto para las más clásicas). Eso sí, tu día B empieza en casa… ¿Ya sabes con qué darás la bienvenida a tu maquillador y a tu fotógrafo? Nuestra propuesta: lucir uno de los camisones de La Costa de Algodón. Son tan bonitos, ¡que querrás llevarlos puestos incluso por la calle!

Diseños “a la carta”

Ya te lo decíamos: la única regla es que no hay reglas. Y en tu día B, más aún. Todo lo que te rodee será auténtico, más aún si puedes diseñarlo tal y como te gustaría. Olvida el velo y atrévete con un tocado: los de Mimoki son una auténtica obra de artesanía y su creadora, Ana María, hará todo lo que esté en su mano para que sea único y especial. O con una joya, como son las creaciones de Victoria de la Calva, con sus anillos de pedida fuera de lo convencional.

Ahora, ahora, dale al play

Más aún cuando cada una de las canciones representa un momento especial. Será un bonito recuerdo para tus invitados –seguro que más de unos se siente identificado con vuestras canciones–, y podrás personalizarlo con los diseños de Hermanas Bolena. Atemporal, genderless y solo apto para “music lovers”.

Oye, que me caso

Hay quién lo comunica por mail, otros por What’s App, ¡incluso algunos graban un vídeo! Eso sí, las invitaciones clásicas siguen siendo nuestra debilidad, más aún cuando cae en nuestras manos uno de los diseños de Le Blue. Ilustraciones, sobre forrados, diseños minimalistas y un toque de color hacen de cada una de sus creaciones una obra de arte que, igual sin pretenderlo, acompañe a la temática de tu día B.

Por y para siempre

Será la promesa que hagas ante tu familia y amigos. Pero las palabras se las lleva el viento… Y lo que de verdad querrás ver, una y otra vez, serán las imágenes de tu día B. ¿Fotografía o vídeo? Lo dejamos a tu elección. Pero ya te adelantamos que las instantáneas de F2 Studio son auténticas obras de arte. Con un toque creativo (y documental) podrás complementarlo con los álbumes artesanales que preparan los chicos de Natural Book. Avisamos, ¡tus suegros querrán quedárselo!

¿Necesitas ayuda?

Necesitas un hada madrina… O, mejor dicho, una wedding planner. Porque llegará un momento en el que no seas capaz de llegar a todo –ni de hacer realidad todo lo que tengas en mente en el día B–, Cristina & Co hará todo lo posible para que vuestra boda sea tal y como siempre quisisteis. Cada uno de sus proyectos está hecho a medida y ella sabe que la clave del éxito es siempre conectar con la futura novia “siempre le recordamos que solo se es novia una vez y que se centre en lo importante: que es estar viviendo un momento muy especial con la gente que más le quiere”.

Tiempo para ti

Será lo que más necesitas, ¡y más agradezcas! No queremos que cambies, pero sí que luzcas tu mejor versión. Y para conseguirlo tenemos muy claro lo que no puede faltar en tu agenda: una cita en Cristina Galmiche para probar su oxigenación. Ella es experta en “pieles difíciles” y probar uno de sus tratamientos es una experiencia que no solo te hará lucir más bella, ¡son que conseguirás desconectar!

Au revoir!

Hay tantos lugares y tantos destinos a los podríais ir, que lo mejor es poneros en manos de un experto. En Si tú me dices voy os mimarán y cuidarán como si fueran ellos mismos los que viajen, con diseños hechos a medida según vuestro presupuesto y los días que tengáis para disfrutar de vuestro recién estrenado matrimonio. Y es que después de tanta actividad…, ¡necesitaréis más que nunca un momento solo para vosotros dos!

Deja un comentario