Los 7 errores más comunes a la hora de ponerse dieta

Se acerca el verano y es hora de luchar contra esos kilos de más que hemos ido acumulando desde la Navidad. Comemos más sano, nos apuntamos al gym, vetamos la comida basura (o lo intentamos) y aún así, es posible que no consigas tus objetivos. ¿Qué estaré haciendo mal?; te preguntas.

Posiblemente se encuentre entre los 7 errores más comunes a la hora de ponernos a dieta…

No existen los milagros

Y con eso nos referimos a las dietas milagro. No existen. No confíes en ellas. Su publicidad es engañosa y puede poner en riesgo tu salud.

No caer en los clásicos

¿Quieres un consejo? No empieces la dieta el lunes. Al llegar el viernes buscaremos la recompensa tras una larga semana de trabajo. Y todo el esfuerzo de la semana no habrá valido para nada. Es el famoso caso del cheating.

No pases hambre

Una dieta hipocalórica no es la solución. Este tipo de dietas conllevan  un efecto yo-yó y una pérdida de masa muscular. Pasar hambre te conduce directamente al fracaso. Una dieta equilibrada con alimentos y platos saciantes es lo que necesitas.

Comparaciones odiosas

No te compares con los que pierden peso.Y mucho menos si has decidido ponerte a régimen a la vez que tu pareja masculina. El índice metabólico y la masa muscular de varón son superiores. A la hora de perder peso, ellos lo hacen más rápido. Sea como sea o con quién sea, no es una competición.

No a todas horas

Uno de los errores más comunes que solemos cometer es la mala costumbre de pesarnos todos los días. Si la dibujásemos en un gráfico, la pérdida de peso sería similar a la silueta de una escalera con sus peldaños. Se pierde peso y se estabiliza durante un periodo, se pierde peso y se fija y así sucesivamente. Por lo que si ves que no avanzas, posiblemente tires la toalla.

Di ‘no’ a las reglas

No pasa nada. Las reglas están para romperlas y que te saltes la dieta un día no va a hacer que se hunda el mundo. Eso sí, hay que tomárselo como una piedra el camino. Una vez pasado el bache, hay que seguir adelante y retomar los buenos hábitos.

No hay compensatorias

No compenses. De nada sirve comer a base de acelgas toda una semana si el domingo te has pegado un atracón. Eso no es eficaz. Sólo contribuyes al desequilibrio metabólico. El organismo tiende a recuperar lo que considera que va a necesitar para la supervivencia. Así, se adelgaza más despacio.

Te puede interesar...

Deja un comentario