Pérdida de cabello, ¿qué es lo que no sé?

Cada vez, la contaminación en las ciudades es más agresiva. Eso afecta también a nuestro cabello. Todos esos gases contaminantes y todas aquellas moléculas oxidantes tienden a depositarse tanto en la superficie de la piel como en el cuero cabelludo.

Es posible que hayas notado que se te cae el pelo en una época estival donde no es lo común. Bien, es hora de que sepas que la culpa no la tiene solo la genética, sino que hay otros factores- muy del día a día- que también tienen mucho que ver. ¿Qué 5 tips has de conocer?

Más que comida

Exacto, urbanita. La dieta es clave para proteger el cabello. Por tanto, es conveniente introducir en ella alimentos ricos en antioxidantes y vitamina A- ayudan a crear un escudo protector contra la contaminación. Seguir una dieta rica en verduras y frutas protege el folículo piloso e impide que el cabello se quiebre y se caiga con facilidad. Aunque no debes olvidar beber al menos dos litros de agua diarios.

No abuses del champú

Aumentar el número de lavados para evitar la contaminación es contraproducente a pesar de que, como es sabido, la contaminación ensucia más el cabello. Los expertos recomiendan lavar el cabello entre dos y tres veces a la semana. Sin embargo, para quienes tienen exceso de grasa, aplicar un champú seco entre lavados ayudará a evitarlo.

Ayuda extra

La contaminación puede hacer que el cabello, además de ensuciarse, tienda a caerse y pierda volumen. PHT Elixir de Stop&Grow de Hairdreams disminuye la caída del cabello provocada por factores externos y activa las funciones celulares responsables del crecimiento del mismo. Los folículos pilosos se fortalecen y se sostienen mejor en el cuero cabelludo.

 

Hidrátate

No solo debes hidratar tu piel. Tú cabello también te necesita. Un pelo deshidratado y seco incrementa los efectos de la polución en el cabello. Las mascarillas nutritivas regeneradoras y los sérums se recomiendan una vez a la semana para recuperar la sedosidad del pelo.

De fijadores nada

El uso excesivo de productos como lacas o ceras aumenta la suciedad en el cabello provocando que los efectos de la polución afecten de forma más intensa al pelo y al cuero cabelludo.

Sigue estas recomendaciones, notarás el cambio.

 

Te puede interesar...

Deja un comentario