¿Sabes dónde comer cocido?

Y que no sea en casa de tu abuela, claro. Porque el cocido –con muchas variantes, pero nos gusta en su versión madrileña–, cada vez gana más adeptos y el reto está en tomarlo igual (o mejor) que en casa. ¿Sabes dónde encontrarlo?

¿Cómo te gusta tomar el cocido? Porque unos prefieren tomar primero solo la sopa (con el caldo del cocido, claro) y después un amplio surtido de carnes con su chorizo, morcilla, pollo o gallina, morcillo… Pero también patata, zanahoria, hay quién añade nabo y no puede faltar el repollo. Y lo garbanzos, claro. Un plato de lo más sencillo y tradicional en torno al que se reúnen las familias y que ahora la alta gastronomía quiere retomar con el sabor de siempre. ¿La clave? El tiempo de cocción y la calidad de su materia prima. Y aquí os dejamos nuestra selección.

Lhardy

Carrera de San Jerónimo, 8

Es un clásico y tenía que ser el primero. Lugar emblemático donde los haya, fue fundado en 1839 y quién no ha entrado en alguna ocasión a tomar el aperitivo con un caldito bien caliente y sus deliciosas croquetas. Pero aviso, el lujo lo encontrarás subiendo las escaleras. En la primera planta descubrirás su restaurante, donde parece haberse detenido el tiempo con cubiertos de plata y una propuesta de cocido simplemente espectacular. Divido en un primero de sopa y un segundo con todo el acompañamiento, siempre lo sirven con un poquito de tomate frito (como es tradición tomar los garbanzos en Madrid). Eso sí, os avisamos que lo mejor está en el postre: deja hueco para probar su souflé con helado. Una receta “secreta” para compartir por la que merece la pena volver a repetir.

 

Casa Suecia

Marqués de Casa Riera, 4

Lo llaman “En dos vuelcos” y razón no les falta. Sobre todo por la originalidad de su presentación. Porque si eres de los que le gusta tomar la sopa con garbanzos (o aplastar la patata) este es tu lugar. Servido en pucherín, para que cada cuál se lo auto gestione como más le guste, Javier Utrero –su Jefe de Cocina–, nos deleita con la receta que aprendió de su abuela y que llega a la mesa en un plato hondo solo con fideos. Sin más. A su lado el “pucherín”, del que directamente se añade el caldo al gusto – y podrás servirte y repetir cuantas veces quieras. Un menú exclusivo a medio día, todos los días de la semana hasta el 13 de febrero, que por 18 euros incluye además una bebida, servicio de pan, café y leche frita de postre.

 

San Francisco

Carretera Cristo del Pardo, s/n

Ha sido nuestro último gran descubrimiento y nos ha encantado. Situado en El Pardo, cuenta con un entorno privilegiado y ya desde fuera puedes apreciar el olor a leña… Pero tienes que pasar dentro para descubrir cómo Roberto, su dueño, no quiere renunciar a los sabores de siempre. Y por eso, todos los viernes, ofrece un menú de cocido. Con un primero de sopa recién hecha que dejan el centro para todo aquél que quiera repetir y un segundo con garbanzos, carne y verduras, es como el que podrían tomar en casa de tu abuela. Además, de postre cuentan con un amplio surtido de postres caseros, como es la tarta de queso, la milhojas, el flan o el tiramisú. 

Deja un comentario