Los restaurantes (favoritos) de la rentrée

Son las “gastro aperturas” más deliciosas de la temporada y ahora, en la rentrée, el mejor momento para visitarlas. Con amigos, pareja o familia, son los nuevos place to be en Madrid – y no te los querrás perder.

Roostiq

De “la finca” al plato (casi). Porque desde su dehesa de 150 hectáreas en Palazuelos, Ávilia, llegan a diario a Roostiq (c/ Augusto Figueroa, 47) las verduras y hortalizas, el pollo de corral, el cerdo de bellota con el que preparan sus platos de temporada – que complementan con proveedores locales de carne de vaca del País Vasco. Esto, sumado a su pasión por el fuego (cuentan con un horno de leña napolitano, un fuego a carbon en la parrilla y un fuego directo) hacen que su cocina abierta sea todo un espectáculo, creada por la arquitecta y diseñadora de interiores María Villalón.

Un carta donde no puedes dejar de probar sus Torreznos “Gourmet”, con champán (se sirven con el sobrenombre de bella y bestia), y por supuesto cualquiera de sus platos y pizzas preparadas en el horno napolitano que trajeron desde Italia ladrillo a ladrillos que marinen una temperatura de 485 grados. Si eres más de carne, la parrilla de carbón será tu punto fuerte, en ella preparan el entreacto, la pincanha, el chuletón de vaca y la hamburguesa de buey. Y si puedes dejar hueco para el postre, ya te avisamos que son caseros y que su brownie se deshace (en sentido literal) en la boca.

Eso sí, en Roostiq son amantes del buen vino y en su bodega cuenta con 78 referencias, algunas servidas en copas), sin olvidar las creaciones mixológicas de Joel Jamal, campeón de España en coctelería, para empezar la noche con sus afterdinner.

Precio medio: 30 euros.

 

Lili’s

Abrió hace solo un par de meses y Lili’s ya es uno de los place to be de la Plaza de Olvide, en el. número 7. Con una terraza colonial (imprescindible por su localización) y un interior está decorado con un estilo vanguardista y cosmopolita te llamarán sus sillas de diseño y sus palmeras, que te sumergen en la Habana. Un proyecto de la arquitecta rusa Elena Kardash al que hay que sumar una cuidada carta que cuenta con el asesor gastronómico, Izu Ani, reconocido como uno de los 50 mejores chefs a nivel mundial.

Ensalada de remolacha con queso de cabra envuelta en pistacho persa

Es la segunda propuesta del grupo Somos Food (el primero fue Flavia, en c/ Gil de Santiváñez, 2) y no podía faltar un obrador propio en el que preparan su propios panes “gluten free”. Pero hay más, porque en su carta podrás encontrar platos tan tradicionales como unas Rabas de calamar con gambas o unas croquetas (deliciosas, todo sea dicho), y tan originales como una Ensalada de remolacha con queso de cabra envuelta en pistacho persa. ¿De plato principal? Su Milanesa es espectacular, pero si te gusta el pescado, has de saber lo hacen a la brasa con un toque final de horno. Tendrás que probarlo. Eso sí, deja espacio para el postre, porque su Tarta de queso con maracuyá es una receta original de Izu Ani que no querrás dejar escapar, al igual que “especialitá” de Lili’s: un café servido frío con un toque de Baileys. 

Precio medio: entre 30 y 35 €.

 

La Cebichería de Trafalgar

Mucho se habla sobre el origen del Cebiche, pero si hay lugar en el que son expertos, sin duda es Perú. Y pocos son los restaurantes que se han arriesgado apostar por este plato como elemento principal de us cocina. En La Cebichería de Trafalgar (c/ Trafalgar, 8) “hemos querido acercar a Madrid un concepto que hasta ahora, no está muy presente en España”, asegura Marta Adánez (una de las socias) que se ha asociado a Jaime Monzón como chef de cocina. “Nuestra base son los clásicos de la cocina de mi país, junto con otros platos que suponen una evolución en el concepto del cebiche, como la cocina nikkei”añade el Jaime.  

Desde la versión más tradicional del cebiche clásico peruano a la mas actualizada, como es el de atún rojo o el de salmón, son imprescindibles el pulpo la de pulpo, la de txangurro y la de pollo.También los tiraditos, como el de pez mantequilla con leche de tigre de maracuyá o el de salmón, así como el cau cau marino o el sudado e pescado. Para los más carnívoros, Monzón ha creado el taco de tartar de ternera, el arroz con pato confitado o los molletes de panceta confitada y el de lomo salteado.

Cebiche clásico

Y para los más dulces, a su tarta de tres leches en infusión de pisco con helado de jengibre se suma el cremosos de chocolate negro con lúcuma y tierra de almendras o el espectacular arroz con leche con sorbete de mango y maracuyá. Una carta que se complementa con una rica limonada elaborada por ellos, el Pisco (que puede tomarse sola o en forma de cóctel, como el Pisco Sour) y combinados como el Moscow Mule.

Eso sí, si quieres ir…, ¡reserva! Porque además de la terraza cuentan con la barra y un pequeño comedor abajo. Un espacio diseñado por Ricardo de la Torre como si fuera una pescadería: con sus espejos, motivos marinos, azulejos y la combinación de tonos blancos y azules. Hasta su baño está pensado como si entraras en una cámara frigorífica. Todo con el más cuidado detalle y una vajilla de Vistalegre diseñada por Andrea Zarraluqui, pintada a mano.

Precio medio: 25 euros.

 

Giulietta

Siempre con nombre de mujer y con su Vespa vintage en la puerta, Giulietta es el nuevo italiano del grupo Le Cocó y ha abierto sus puertas en Conde de Orgaz (Plaza de Manuel Rodrigo, 7). Un nuevo espacio en el que Esteban Arnaiz y Aynara Menchaca, junto a su socio Luis González, dan continuidad a Fellina (c/ Caracas, 21) y recogen lo mejor de la cocina tradicional con la esencia del Mediterráneo.

Un espacio dog friendly donde comer, cenar o simplemente ir a picar algo –dentro o en su terraza–, decorado por Marta Banús con la esencias más pura de la Toscana: desde sus servilletas de cuadros en verde pistacho, a los bodegones gigantes y las vitrinas decoradas con pasta multicolor.

En su carta has de probar (por supuesto) la pizza, pero ya te avisamos que los Spaghetti alla Carbonara Originale siguen la receta auténtica romana y son preparados en mesa. Entre sus pastas rellenas será difícil decirse, pero el Fazzoletto ripieno di Zucca, Biscotto Amaretto e Parmigano (con calabaza, Amaretto y queso parmesano) es casi obligado. Al igual que sus postres, todos caseros, como es el Tiramisú servido en cafetera, ¡lo más! o el Fagottino alla Nutella, una perdición para los adictos al chocolate.

Precio medio: 25 €.

 

Lateral Fleming

c/ Dr. Fleming, 44

Nuevo, nuevo… Ya sabemos que no es. Pero su carta sí y es su puesta de largo en la rentrée. Lateral Siempre ha sido uno de nuestros favoritos para quedar con amigos por sus gran variedad de platos, pinchos y raciones para compartir y por su terraza en el centro de Madrid. Pero ahora, además, hace nuevas incorporaciones gastro como el Tartar de atún rojo con huevas de tobiko wasabi y sésamo negro, Mejillones gallegos en escabeche, Boquerones en vinagre, anchoas y esferas de aceituna verde o el Trío de hamburguesas: vacuno, cerdo ibérico y pollo de corral bajo una cama de patatas paja, servido con mostaza de Dijón, mayonesa y kétchup 100% ecológico. Como plus, los más golosos no podrán irse sin probar su Tiramisú Savoiardi, ¡delicioso!

Precio medio: 15 €.

Deja un comentario