¿Piel seca? Necesitas algo más que una crema

Porque después del verano no serás la primera (ni la última) en sentir la piel del cuerpo mucho más seca y deshidratada, te presentamos un nuevo aliado beauty –que no es una crema–, pero sí podrás combinarlo con ella.

Porque es un aceite. Pero no un aceite cualquiera, un aceite específico para cuerpo y rostro. Mucho más hidratante, con acabado satinado y con varios usos (algunos de ellos quizá inesperados) que te encantará descubrir sobre todo ahora, que la piel está mucho más deshidratada.

Un plus de hidratación

No es una sorpresa que un aceite corporal o facial pueda hidratar mucho más que una leche hidratante convencional. Pero quizá su textura te resulte excesiva o prefieras vestirte inmediatamente. ¿La clave? Mezclarlo con tu crema convencional para enriquecerla y conseguir ese plus que estabas buscando. 

Potencia tu bronceado

Una piel bien hidratada será una piel que mantenga su bronceado durante mucho más tiempo. Pero si además, lo aplicas antes ir a una cena, por ejemplo, tu piel lucirá mucho más satinada, con un tono más homogéneo e intenso, y casi (casi) no necesitarás maquillaje.

Tu mejor sleeping mask

Sin lugar a dudas. Porque mientras dormimos es cuando se activan los mecanismos de regeneración de nuestras células, un cóctel de activos esenciales será tu mejor aliado de belleza para despertar con un rostro resplandeciente, mucho más hidratado. Recuerda que es muy importante aplicarlo directamente sobre la piel limpia y bien seca.

El anti-celulítico natural

No solo hablamos de sequedad, también de propiedades. Es un buen momento para empezar a leer la etiqueta y saber que, si por ejemplo incluye aceite esencial de romero, podrá ayudarte a estimular la circulación, tonificar la piel y, efectivamente, combatir la celulitis.

También para el pelo

En la playa, en la piscina o incluso en casa. Si tienes el cabello especialmente dañado y castigado puedes aplicarlo de medios a puntas por la noche (antes de irte a dormir) o diez minutos antes de lavarlo. Tu pelo lucirá mucho más brillante y conseguirás mantener el encrespamiento a raya.

Y para cutículas

No lo desaproveches. Después de aplicarlo en lugar de lavarte las manos puedes masajear las cutículas o incluso aplicar un extra en zonas más resecas y rugosas, como son codos y rodillas.

1/ Radiance Face Oil, de Eve Lom (70 €).

2/ Aceite Regenerador de Granada, de Weleda (22,90 €).

3/ Aceite de Cuidado Body, de Eau Thermale Avène (19,15 €).

4/ Slim Design. Aceite Anticelulítico, de Elancyl (27,23 €).

5/ Huile Prodigieuse® Riche, de Nuxe (30,90 €).

Deja un comentario