Tu maleta (perfecta) de verano en 10 pasos

¿Aún con la maleta sin hacer? Porque es más fácil de lo que piensas llenarla de “por si acaso”, Paz Herrera, (asesora de imagen, marca y comunicación personal) nos da 10 claves para hacer la maleta perfecta.

1/ Consultar el tiempo que va a hacer en el destino

Lo primero que debe hacerse cuando se prepara una maleta, es consulta la climatología del destino. ¿A qué país se va a viajar? ¿Playa o montaña? ¿Es allí verano o invierno? Es importante no sobrecargar la maleta, especialmente con las prendas de invierno, que son las que más pesan. No obstante, se recomienda llevar algo de abrigo, porque el tiempo no es una ciencia exacta y en estos casos, es mejor prevenir.

2/ Tener en cuenta el medio de transporte

No es lo mismo viajar en avión, que en coche o en tren. Debe tenerse en cuenta el medio de transporte elegido. Especialmente si se viaja en avión, hay compañías aéreas que tienen unas directrices muy estrictas con respecto a las medidas y el peso de los contenedores. Por lo que deberán medirse las dimensiones de la maleta y el peso para no tener sobresaltos en el aeropuerto, cuando sea tarde.

También se debe elegir una maleta adecuada, que sea ligera y tenga suficiente espacio para guardar todos los artículos que se necesiten.

3/ Planificar según la duración de la estancia y las actividades que van a hacerse

¿Cuánto dura el viaje de vacaciones? La maleta estará muy condicionada por la extensión del viaje, no se necesita lo mismo para unas vacaciones de una semana que para unas vacaciones de un mes.

Además, es bueno tener en cuenta las actividades que se van hacer durante las vacaciones. Las prendas elegidas serán diferentes si se trata de un viaje en la playa, se va a hacer turismo por una ciudad o se harán actividades deportivas en la montaña. Planificar las actividades con antelación es buena idea.

4/ Evitar los “por si acaso”

De nada sirve llenar la maleta con prendas que no se necesitan. Durante las vacaciones, la comodidad está por encima de todo. Llevar consigo objetos y ropa innecesarios puede ser posteriormente un lastre. Lo mejor es apostar por lo más práctico.

5/ Doblar y colocar bien las prendas

No está de más recordar que una de las claves para hacer una buena maleta es la organización. Por ejemplo, lo mejor es situar las prendas más pesadas la fondo (así el resto de ropa no se arrugará con la misma facilidad). La ropa debe estar siempre debidamente doblada o enrollada para evitar que se estropee.

6/ Elaborar listas

Antes de comenzar a hacer la maleta es bueno escribir en una lista todo lo que se va a meter. Cuando se hace un “check list” de lo que se puede necesitar, se evita llevar cosas que no se necesitan y además, se previene olvidar lo que sí o sí, se necesita.

7/ Situar todo lo que se mete en la maleta encima de la cama antes de guardarlo

Un buen truco para hacer la maleta es situar todo lo que se va a llevar encima de la cama antes de empezar a guardarlo, de esta manera, se visualiza la cantidad de equipaje, determinando si está todo lo necesario, qué es lo que sobra y cómo se va a organizar.

8/ No olvidar los imprescindibles

Teléfono móvil, cargador, cartera, pasaporte, cámara de fotos, medicamentos… Existen una serie de objetos en todo viaje que nunca deben olvidarse. Mejor repasar cuáles son y organizarlos para que vayan bien guardados. En este caso, el bolso de mano es importante para tener cerca lo más necesario.

9/ Dejar un espacio extra para imprevistos

En todas vacaciones siempre se compra algún souvenir, algo de ropa, un recuerdo… Al dejar algo de espacio en la maleta se evita que a la vuelta no haya forma de guardar todo lo que se lleve.

10/ Prepararse para disfrutar

No hay que perder que el objetivo de que unas buenas vacaciones son para disfrutar, relajarse, desconectar. Es importante no permitir que la preocupación por la maleta arruine las vacaciones. ¡Es hora descansar!

Deja un comentario