Moda & Millennials. Así visten (y así compran)

Son la generación del momento. ¿Ellos? Los Millennials. Y no solo llegaron con la tecnología bajo el brazo, sino que trajeron la ciclogénesis explosiva de las redes sociales – y un nuevo concepto fashionista de “see now, buy now”.

Imagen principal: Lack of Color.

Lo veo, lo quiero (see now, buy now). Es su premisa. Pero casi hemos olvidado que cuando ellos nacieron –entre principios de los ochenta y finales de los 90–, la moda era revolucionaria. Era el momento de Kim Basinger y Naomi Campbell, pero también el de Madonna y Lady Di. Sobre la pasarela triunfaba el color en su máxima expresión, aquél nuevo tejido llamado Lycra y las excentricidades de diseñadores como Azzedine Alaïa, Martin Margiela o Antonio Berardi.

¿Hoy? El panorama más fashionista sabe que son los Millennial los que dictan el ritmo la moda. Ellos, que descubrieron su adolescencia móvil en mano, que evolucionaron junto a las redes sociales y que hicieron de ellas su propio altavoz. En el que escuchar, sí, pero también el de ser escuchado. No callan, se movilizan, crean tendencia y sin pretenderlo se han convertido en la generación más egocéntrica (de ahí su pasión por los selfies) y la más exigente: no aceptan un “no” por respuesta. 

Efectivamente, ellos lo saben: son el cambio que llegó con el milenio, viven a golpe de #hashtag y se han convertido en la obsesión de la moda –quiere sorprenderlos, hace de la pasarela el espectáculo más codiciado y no duda en estar híper conectada. Fashion Weeks a golpe de “me gusta” que ahora se viven en los Stories de Instagram y que cada vez más adoptan un nuevo concepto de “See now, buy now” (lo veo, lo quiero) con el que firmas como Burberry, Roberto Verino, Escada o Tommy Hilfiger permiten comprar sus diseños más exclusivos en tiempo real. Y sí, cambian el calendario de la moda al presentar la colección que está a punto de arrancar – y no con una antelación de seis meses, como era de esperar.

Vestido cruzado, de Réalisation Par (158 €).

Pero no os asustéis, no estamos frente a uno de los episodios de Black Mirror. El fashion system (el mismo del aquí y el ahora) nos muestra su cara amable y apuesta por aquellas firmas con alma, con una historia que contar. Es así como descubrimos a Réalisation Par (www.realisationpar.com), creada por la bloggera Alexandra Spencer y su amiga, y creativa, Teale Talbot. En sus manos estuvo el vestido que el verano pasado se hizo viral (y que todas queremos) de corte cruzado y con estampado de puntos o estrellas. ¿Sencillo? Fabuloso. Porque sienta bien a todo el mundo y, al estar realizado 100% en seda, no se arruga. Todo un séquito de seguidoras (DreamGirls, como las llama Alexandra) que consiguieron romper stock y que ahora también pueden disfrutar de una nueva colección con blusas y tops que están disponibles a golpe de click.

Lack of Color. Sombrero (75 €) y gorra (63 €).

Ya lo avisábamos: “lo veo, lo quiero”. Igual que los sombreros de Lack of Color (www.lackofcolor.com.au), creados desde Queensland, Australia, por Tess Corvaia y Robert Tilbury. Porque, ¿qué sería de celebrities y bloggers (y de nosotras) sin este accesorio? Rosie Huntington-Whiteley, Vanessa Hudgens, Gigi Hadid y Chiara Ferragni son solo algunas de sus fans incondicionales. ¿Dónde encontrarlos? Quizá quieras echar un ojo a su página web, pero también venden directamente desde su cuenta de Instagram, ¡y hacen envíos a cualquier parte del mundo!

6ème Galerie

Sin embargo, los Millennials van más allá y quieren hacer de lo ordinario algo extraordinario. Quieren ser auténticos, únicos, incluso hacer de su pasión su forma de vida. Porque no tienen miedo a nada y la rutina les resulta mortal, son la generación que más gasta, pero no tienen coche (prefieren ir en bicicleta), viven en el centro de las ciudades y, como era de esperar, no tienen casa propia. Pero nada de eso importa si pueden llegar a cumplir su sueño, al igual que hicieron Alba Vázquez de las Heras y Menchu Mora García. Ellas, que habían trabajado para marcas como McQueen, Kenzo o Inditex quisieron apostar por su propia firma y desde A Coruña hicieron realidad 6ème Galerie (www.6emegalerie.com). ¿Su estilo? “Prendas delicadas, femeninas y atemporales para ocasiones especiales”, nos cuentan. Pero está claro que el secreto de su éxito es el sentirse identificadas con la mujer que representan: “Relajadamente sofisticada. La chica 6ème destaca por su naturalidad, frescura y elegancia sin pretensiones”, añaden.

Echo77 Bali

Estamos en tiempos de revolución, en lucha por el triunfo del amor y libertad, una nueva era espiritual”. Es el lema de Echo77 Bali (www.echo77bali.com), una firma que creó Carolina Diez-Cascón después de trabajar en los talleres de Jean Paul Gautier en París o Jeremy Scott en LA. Quería (necesitaba) dar un giro a su vida y se instaló en Bali, y allí lo que ella sintió fue amor total y absoluto por su belleza y su cultura. Tanto, que así lo quiso trasladar a una firma de moda-fusión donde aplica el trabajo artesanal de la zona, como puede ser el batik, tomando forma en pequeños talleres de Bali y Java.

Sensaciones, a tus pies

Vivimos el momento, el aquí y el ahora. Lo ves, lo compartes, lo quieres, lo tienes. Las redes sociales nos condicionan y el poder de los influencers hacen que nos cuestionemos cómo hemos llegado hasta aquí. Un ritmo frenético que nos absorbe, pero también nos devuelve lo mejor de cada uno de nosotros. Porque más allá de la inmediatez, lo que cuenta es qué hay detrás, cuál es nuestra historia.

Clara Alfaro, de 5 y Medio.

Así descubrimos a 5 y Medio (www.5ymedio.com) ¿Puedes imaginar de qué hablamos? Efectivamente, son zapatos. Pero no un zapato cualquiera: sino el tacón que aconsejan los médicos para no tener problemas de espalada. “Yo tenía muchísimos pares, pero había unas botas de estilo indie que siempre utilizaba cuando tenía que ir a las ferias (mucho más que mis deportivas) y fue entonces cuando me di cuenta que, efectivamente, medían 5 centímetros y medio”. La altura perfecta. Clara Alfaro es su creadora, con un calzado que apuesta por el sello Made in Spain y que reivindica un estilo de vida cómodo, elegante y muy atractivo. Lo que ella llama su #HealthySexyWalk y que nos reta a sentirnos cómodas en un estilismo 24/7.

Elena Peña, de MiCuir.

Y nos encanta. Tanto, como las creaciones de MiCuir (www.micuir.com), que literalmente significa “Mi Cuero”. Una cuenta de Instagram con 14k seguidores, colaboraciones como el último desfile de Miguel Marinero en MBFW Madrid y una conciencia ecológica le ha llevado a Elena Peña, su creadora, a lo más alto. Ella, que se inspira en el Slow Fashion Movement, ya había trabajado como Project Manager de Agatha Ruiz de la Prada México de 2010 a 2012 y, después, como Directora Creativa de Muitt Madrid. Sin embargo, el 2017 fue su año. En el apostó por la piel de calidad y la fabricación artesanal, y que le regaló embajadoras como Sara Carbonero, Eugenia Silvia, Eugenia Osborne o Virginia Troconis, que ya forman parte de su #Micuirgang ¿Y tú?

Deja un comentario