Las 6 tendencias gastro (de las que todo el mundo habla)

Ya no nos sirve comer y beber, sin más. Es importante saber qué comemos, prestamos especial atención a la forma en la que nos alimentamos y Thermomix®, junto a la consultora Mintel, lo resume en estas 6 tendencias gastro.

Alimentación a medida

Ya sea por el estilo de vida elegido, por opciones éticas o intolerancias alimenticias, lo cierto es que existen muchos factores que determinan las preferencias de alimentación. El auge que están teniendo las dietas veganas o el detrimento del consumo de la carne roja son algunos ejemplos. Cada vez sorprende menos que los restaurantes españoles ofrezcan menús veganos, Halal o libres de gluten.

Estos cambios han propiciado que el 22% de los españoles siga una dieta sin gluten, vegana o vegetariana, un porcentaje que llega hasta el 25% en Italia. En cuanto al descenso del consumo de carne roja y procesada, los principales motivos de los españoles son cuestiones de salud (55%) y el impacto medioambiental (37%). Además, 6 de cada 10 españoles encuestados afirma que una dieta basada en vegetales puede ser tan nutritiva como una basada en alimentos de origen animal.

Estas tendencias seguirán al alza y las dietas continuarán personalizándose aún más.

El origen sí que importa

No solo queremos conocer los ingredientes que vamos a comer, sino saber el origen y el proceso de elaboración de cada uno. Continuaremos eligiendo productos que contengan la menor cantidad posible de aditivos, conservantes y otros derivados químicos.

El hecho de que casi 4 de cada 10 consumidores en España, Francia, Alemania e Italia presta atención regularmente a la lista de ingredientes en las comidas y bebidas reafirma la importancia de esta tendencia. Sin embargo, menos del 30% de los españoles evita consumir productos que contienen aditivos o conservantes artificiales, frente al 45% de los italianos, lo más concienciados en esta materia.

En este sentido, los alimentos orgánicos son vistos como una garantía de buenos valores de producción y calidad. No es sorprendente encontrar que más del 20% de los europeos compra productos orgánicos y está dispuesto a pagar más por ellos.

La importancia de sentirse bien

Hoy en día no basta con comer de manera saludable. Ahora también es fundamental sentirse en forma, tener buena apariencia física y conseguir un óptimo nivel de bienestar personal. Con el objetivo de seguir una dieta equilibrada, los europeos intentamos cada vez más reducir nuestro consumo de grasas saturadas, azúcares y sal.

Los españoles somos los más preocupados con esta materia: el 68% declara estar reduciendo activamente su consumo. En el lado opuesto, los alemanes, ya que menos de la mitad de ellos afirma estar reduciendo la ingesta de estos alimentos.

Los súperalimentos como la espelta o las semillas de chía, considerados muy ricos en nutrientes y beneficiosos para la salud, seguirán siendo muy demandados.

Entre semana: más rápido, sencillo y económico

El trabajo, las actividades extra, las labores del hogar… nuestro ritmo de vida tiende a ser cada vez más frenético. Por este motivo, más de la mitad de los europeos asegura tener poco tiempo para preparar comidas de lunes a viernes. Los españoles, al igual que nuestros vecinos europeos, apostamos por la rapidez y la facilidad pero no queremos renunciar al sabor o la calidad.

En este sentido las recetas on-the-go, para comer sobre la marcha en cualquier momento del día, serán cada vez más populares. El estudio confirma que, de los españoles consumidores de zumo, el 60% considera los smoothies como buenos sustitutivos del desayuno o almuerzo cuando tiene prisa. En el extremo opuesto se encuentran los alemanes, donde este porcentaje cae hasta el 29%.

Sin embargo, cuando llega el fin de semana y el ritmo es menos acelerado, un tercio de los europeos dedica más tiempo a cocinar, confirmando el gusto que existe en Europa por la buena comida y la mejor compañía.

Comer con los ojos

Nos encanta compartir nuestras experiencias y con la comida no iba a ser menos. Cuando terminamos de cocinar un gran plato o cenamos en un restaurante de moda, queremos que los demás puedan verlo. Al fin y al cabo, se sabe que la comida entra primero por los ojos (y por las redes sociales). Para impresionar en el mundo digital elegimos recetas atractivas, ricas en color y texturas, y sobre todo, innovadoras.

En este contexto, 1 de cada 4 españoles se atreve a innovar recreando recetas de chefs, por contra los italianos y franceses son los más tradicionales.

El valor de lo tradicional

Volvemos a los orígenes. El 35% de los consumidores españoles y alemanes confirma que los sabores locales son los más atractivos. Además, casi 3 de cada 10 consumidores españoles apuesta por recetas tradicionales a la hora de cocinar y hacer la compra.  Se espera que los platos que aúnen ese componente familiar con métodos de cocina contemporáneos sigan popularizándose cada vez más.

Deja un comentario