La ruta (alternativa) de las torrijas

Podrás disfrutar de muchas cosas en Semana Santa, pero para nosotros lo mejor son las torrijas. Aunque somos fan incondicional de su versión más tradicional, no deja de reinventarse. Y por eso hemos elaborado una ruta de nuevos sabores que sí o sí has de probar.

Levaduramadre

Al tratarse de un plato con pocos ingredientes, hay que partir de una materia prima de primera calidad y ahí es precisamente donde el pan juega un papel fundamental. Tiene que ser un pan enriquecido, para que la torrija quede más sabrosa, pero a la vez que tenga cuerpo, para que aguante todos los pasos del proceso de elaboración, nos cuenta Moncho López, alma mater de las panaderías y coffee bakeries Levaduramadre. Es verdad que en su origen las torrijas se preparaba con el pan duro que quedaba en casa, pero ahora se existe un pan creado para este fin, con el que queda mucho más cremosas y no se rompen. ¿Su propuesta? La más tradicional y como Pedro nos cuenta: “Es una torrija de toda la vida, como la que podrías comerte en casa de tu abuela”.

Coffee Bakery c/ José Ortega y Gasset, 92.  Madrid

Franquicias c/ Pez, 1 + c/ Andrés Mellado, 8 + c/ Isaac Peral, 18 (Madrid)

Panaderías c/ Alcalde Sainz de Baranda, 16 + c/ Diego de León, 61

 

Nunos

Ya lo decíamos: las torrijas se preparan con ese pan duro que nos sobraba en casa. ¿Pero qué ocurre si el pan de torrijas se elaborara usando cereales de distintas partes del mundo? Pues que surge la variedad que puedes encontrar en Nunos y que ha elaborado su maestro pastelero José Fernández: “Cada cereal aporta nuevas sensaciones y texturas que, si las combinamoscon maestría, dan como resultado unas torrijas que nos devuelven a su esencia, el pan como principal ingrediente, para poder disfrutar de la mejor torrija sin renunciar a la innovación”. Nos trae los sabores de Perú una torrija de quinua al aroma de Pisco y toffee de lima y su lado más asiático asiático con una torrija bañada con leche de coco y pan de chía, terminada con ratatouille de piña. Pero la mayor sorpresa es la torrija de pan de escanda rellena de cuajada con miel ecológica. Eso sí, también cuentan con su versión más clásica como la de azúcar y canela, a la plancha con crema inglesa o con crema tostada de miel.

Nunos Pastelería c/ Narváez, 63. Madrid

 

Le Bec-Fin

Sí, es una torrija –o “tostées dorées”, como se conocen en Francia–, pero en su versión más sofisticada. Una “Torrija Cremosa” que Mercedes Liñero ha desarrollado con pan bio de primerísima calidad sin conservantes, que ella misma hornea en la pastelería, y que remoja en leche fresca previamente infusionada con canela Ceylán y vainilla de Tahití. Después, comienza la parte más creativa: una mouse de textura cremosa que se baña con una emulsión de canela o vino tinto, con al que hace un guiño al “chato” de las tabernas españolas. En definitiva una torrija que además de conservar el sabor del típico del postre tiene un toque muy chic y que será sin duda la sorpresa más deliciosa.

Le Bec-Fin c/ Claudio Coello, 58. Madrid

Y en casa…, al vino

Porque algo tienen de especial las torrijas hechas en casa, en esta ocasión te proponemos ¡hacerlas al vino dulce! Y aquí os dejamos una receta súper sencilla que podrás hacer con pocos pasos y  Thermomix.

Ingredientes

  • 750-1000 g de vino moscatel
  • 1 pan blanco seco cortado en rodajas
  • 2 huevos
  • mantequilla fundida para engrasar
  • 750 g de agua
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 3 cucharadas de canela molida

Preparación

  • Vierta el vino moscatel en una bandeja de bordes altos, introduzca las rodajas de pan hasta que queden cubiertas por el vino y deje que lo absorban.
  • Ponga los huevos en el vaso y bata 10 seg/vel 5. Vierta en un cuenco y reserve.
  • Engrase con mantequilla varios cuadrados de film transparente lo suficientemente grandes para envolver cada rodaja de pan. Saque una rodaja de pan del vino, reboce en el huevo batido y coloque sobre uno de los cuadrados de film transparente. Envuelva la rodaja de pan y coloque en el recipiente Varoma. Repita este paso hasta que todas las rodajas estén envueltas en film transparente. Tape el Varoma y reserve.
  • Precaliente el horno a 250°C.
  • Vierta el agua en el vaso, sitúe el Varoma en su posición y programe 25 min/Varoma/vel 1. Mientras tanto, mezcle el azúcar con la canela en un plato y reserve.
  • Retire el Varoma. Desenvuelva las rodajas de pan con cuidado y cubra ambos lados con la mezcla de azúcar y canela. Coloque las rodajas de pan azucaradas sobre una bandeja cubierta de papel de hornear. Introduzca la bandeja en el horno y hornee las torrijas durante 3 minutos (250ºC). Sirva tibias.

Información adicional

Tradicionalmente, las torrijas eran el postre de los pobres porque estaban hechas de pan viejo e ingredientes básicos. Esta receta es una versión ligera de las torrijas, ya que éstas normalmente se fríen en una sartén con aceite y no en el horno.

Deja un comentario