Regresa el flequillo y (esta vez sí) es para todas

¿Sigues deshojando la margarita para saber si te cortas o no flequillo? No lo pienses tanto, la respuesta es sí. Porque ahora se lleva de tantas maneras que también hay uno para ti, Diana Daureo nos da las claves para acertar según sea tu cara, tu estilo y, por supuesto, ¡tu pelo!

Partiendo de la base de que el flequillo suele sentar mejor a rostros de frentes amplias, existe una tipología más apta para cada tipo de facciones, con el plus de tener una asombrosa capacidad ‘resta-años’:

Flequillo cortina o Courtain Finge

Nace por debajo del rabillo del ojo con raya en medio o semiladeada. Generalmente, se lleva despeinado, y sienta muy bien a los rostros redondos, intentando darle algo de volumen en la raíz para que dé sensación de un rostro más alargado y equilibrado. Es uno de los más demandados esta temporada.

Flequillo tupido y recto (a lo Cleopatra)

Aunque pueda parecer que acorta la cara al ser un corte cuadrado ayuda y regula los rostros triangulares. Además, un consejo para que sea más vistoso es que siempre quede por debajo de la ceja.

Flequillo recto despuntado

Tipo Jane Birkin, es más tupido hacia los lados y despuntado en el centro, es perfecto para los rostros redondos y también para los cuadrados, pues suaviza mucho mandíbulas y frentes anchas.

Flequillo lateral o en forma de luna

Resulta idóneo para armonizar las facciones de rostros alargados y triangulares, por ello se le considera el flequillo más versátil. Además, al igual que con el flequillo tupido recto, es más vistoso si no queda por encima de la ceja y si lo hace que sea muy poco.

Deja un comentario